29, junio 2022 - 15:24

┃ José Ángel Rueda

Rafa Márquez a emular a Pep Guardiola en Barcelona B

José Ángel Rueda Arte Abril Hernández Como si de una semilla se tratara, el juego de posesión que ha diferenciado al Barcelona durante las últimas décadas casi siempre termina por rendir sus frutos en todos aquellos que fueron parte de él. La escuela barcelonista, celosa de sus costumbres, busca mantener la esencia del modelo que lo ha llevado al éxito. Para eso, eventualmente, suele reclutar a sus alumnos más destacados con la intención de desarrollarlos al vértigo de sus fuerzas básicas. El más reciente en la lista es nada menos que el mexicano Rafael Márquez. TE RECOMENDAMOS: Barcelona con jersey, ¿blanco? Filtran nuevo uniforme y estas son todas las supersticiones del color Ante la inminente llegada del 'Kaiser' al Barcelona B, es justo dimensionar lo que esto representa. En el banquillo del equipo filial azulgrana, instancia definitiva en la prestigiosa cantera catalana en lo que a formación del talento se refiere, se han sentado estrategas de la talla de Quique Costas, Eusebio Sacristán, Francisco García Pimienta, Gerard López, Josep Guardiola y Luis Enrique, estos últimos dos sin duda los más exitosos por lo hecho no sólo en su etapa como futbolistas, sino también por lo que vino después, cuando recibieron la oportunidad de dirigir al primer equipo. La historia de Pep es digna de un cuento. Llegó para la temporada 2007/08 al filial azulgrana y una temporada, en la que se coronaron campeones, bastó para que Joan Laporta se fijara en él y le diera las llaves de un equipo en reconstrucción. Guardiola pudo esbozar las bases de un estilo revolucionario al calor de la cantera para después convertirse en el técnico más exitoso en la historia del Barcelona, al ganar 14 títulos en apenas cuatro campañas. [gallery ids="605174"] Tras la salida de Guardiola del Barcelona B, curiosamente fue Luis Enrique quien se hizo cargo del equipo. A pesar de no lograr el campeonato, sí consiguió un ascenso con un marcado estilo de juego, situación que le abrió las puertas del primer equipo. A su mando, el Barcelona consiguió la Champions League del 2015, hasta ahora su último gran éxito a nivel continental. A pesar de que antes no era habitual que un técnico del Barcelona B diera el salto al primer equipo, las experiencias de Pep y Lucho cambiaron el panorama. Ante cada crisis, el nombre del estratega del filial al menos suele estar dentro de las opciones para tomar el cargo de entrenador. Rafael Márquez buscará aprovechar esa condición y por qué no, posicionarse como el relevo natural de Xavi Hernández, a quien conoce bien. Dueño de una clase superior a la del futbolista promedio, el michoacano lleva tiempo confeccionando su estilo de juego. Tras su retiro y un breve paso como directivo, Rafa descubrió en el banquillo su verdadera vocación. Antes de volver al Barça, trabajó en las inferiores del RSD Alcalá, donde también fue auxiliar técnico de Jorge Martín. “Mi modelo de juego está claro, he vivido con eso, la mayoría de mis entrenadores me han enseñado a jugar un juego más organizado, con mucha posesión, hacernos dueños de la pelota y tratar siempre de triangular y hacer progresiones mediante ellas, pero sobre todo que prevalezca la posesión del juego” , explicó el ex zaguero en una charla con ESTO, hace algunos meses. La idea es que ese estilo de juego funcione a modo de rompecabezas con los canteranos azulgranas, ávidos de alguien que les ayude a pulir los últimos detalles antes de buscar el sueño de jugar en el primer equipo. Por las filas del Barcelona B han pasado jugadores como Lionel Messi, Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Carles Puyol, Josep Guardiola, Guillermo Amor, Gavi, entre otros. Todos ellos marcados por el tradicional ADN culé. TE PUEDE INTERESAR: Barcelona no jugará en el Camp Nou en 2023, ¿a qué estadio se irá? A lo largo de su carrera como jugador, Rafael Márquez tuvo la oportunidad de aprenderle a técnicos como Ricardo Antonio La Volpe, Didier Deschamps, Frank Rijkaard y por supuesto, Pep Guardiola, con quien trabajó en la época dorada del Barcelona. "Tiene mucha idea del futbol, pero sobre todo lo trabaja; cada vez que está en el campo da todo lo mejor que tiene para que salga como él quiere. Es un perfeccionista y eso lo hace diferente a todos", señaló Rafa en entrevista con el “Chiringuito”.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?