26, junio 2022 - 20:29

┃ Jorge Briones

Toscano

JORGE BRIONES Foto: Luis Garduño La locura por Juan Toscano Anderson llegó a su clímax en la Ciudad de México. Tal vez te interese: Los Rams conquistaron la Ciudad de México Apenas unos días después de haberse convertido en el primer mexicano que gana el título de la NBA, el alero de 29 años se presentó ante la fanaticada de su país en una firma de autógrafos que evidenció el fanatismo que existe por el elemento de los Golden State Warriors. De poco o nada le importa a los aficionados los cuestionamientos sobre las raíces del nacido en California, lo arropan con gran cariño en cada oportunidad. [gallery ids="604640,604641"] Los jersey azules de Golden State con el #95 en su mayoría, fueron predominantes en el evento realizado por una prestigiosa marca de tenis y las filas por poderse retratar con el quinto mexicano en jugar en la NBA duraron más de dos horas. En medio de la desesperación de los fans, apareció Toscano Anderson con la gorra de los campeones y una playera fabricada por su equipo de trabajo que luce la bandera nacional en la parte de atrás y una foto de él con el Larry O'Brien adelante. "Eres un orgullo, Juan", se escuchaba por parte de los fans, a lo que el basquetbolista se limitaba a responder con un "gracias". Tal fue la algarabía, que el propio Juan pidió calma " tranquilos muchachos", misma que no llegó y el equipo de seguridad tuvo que enviarlo a otra sala con la finalidad de proteger su integridad. Para nadie es un secreto que Toscano Anderson se ha convertido en el gran referente del "deporte ráfaga" mexicamo, tanto que en la misma presentación prácticamente pasó desapercibido el trofeo Larry O'Brien. A Juan se le notó en todo momento amable, y hasta cierto punto sorprendido por el cariño del público. "Son increíbles", mencionó en medio de la gran cantidad de fotografías que le solicitaron. El haber hecho historia con los Warriors ponen a Juan Toscano en un lugar muy especial en la historia del baloncesto mexicano. "Vuelve a la selección", le repetían los fans, mientras el #95 sonría dando por hecho que lo hará en la ventana eliminatoria del próximo mes de agosto. Tampoco pasó desapercibido el regalo que le hizo un aficionado al alero. Unos tenis con su fotografía fueron recibidos con cierta nostalgia por el primer mexicano que se corona en la NBA. ?Escucha nuestro podcast ?