26, junio 2022 - 6:00

┃ Carlos Raúl Martínez González

Vaquero

CARLOS RAÚL MARTÍNEZ GONZÁLEZ Foto: Mexsport Eduardo el Vaquero Cisneros (Pénjamo, Gto., 1953) es claro en sus conceptos: El problema en Chivas son sus jugadores, quienes, al parecer, no saben la importancia y trascendencia de vestir la playera rojiblanca, además de que el equipo carece de líderes sobre la cancha, existe mucha indisciplina en el seno del Rebaño y eso lo ha hecho ver mal en los últimos torneos. Tal vez te interese: Gael Sandoval y la polémica declaración que lo dejó fuera de Chivas para el Apertura 2022 “La verdad es que veo muy mal a Chivas, porque no ha dado el resultado que la gente ha esperado. No sé qué esté pasando por ahí, pero la verdad es que no está dando lo que debe de dar”, indicó de entrada ESTO el legendario capitán del cuadro tapatío en los ochenta. ¿A qué se puede deber esto, Lalo? La verdad es que antes nosotros nos entregábamos mucho. Había un gran equipo y compañerismo, todos peleábamos e íbamos por un solo fin. Aquí esto no se le ve a Chivas. Ojalá y (Ricardo) Cadena haga reaccionar a estos muchachos, que todos corran al parejo y que vayan por un solo fin en el siguiente campeonato. ¿Falta uno o varios líderes en el equipo como antes? Ese es el gran problema de Chivas, que no tiene líderes y nosotros éramos 11 o un poquito más y todos lo éramos y en cada posición sobre la cancha, y hoy no los hay. En la portería estamos muy mal; no hay un 10, no hay un creativo; Alexis te juega nada más 10 o 20 minutos y desaparece, no hay esa constancia. [gallery ids="604454"] ¿Te parece bien que lleguen refuerzos cuando se tiene una buena cantera? Aquí el problema son los campeonatos cortos. No se le da tiempo al chamaco para que salga; aquí se necesitan resultados. En los inicios de los torneos largos, se les daba tiempo a los chamacos, podías jugar mal y ya después podías agarrar el paso, ahorita no hay tiempo, ya no te lo permiten por los dos torneos. Creo que Alan Mozo sí puede aportar mucho, pero también, para qué contratar más gente si las básicas están ahí, el problema es que no se les da oportunidad como debe de ser. Tú viviste uno de los momentos más importantes de las básicas y el Tapatío, que era el semillero en los ochenta… Sí, (aparte de Ledezma, Quirarte, Madero, Snoopy Pérez, los De la Torre) ahí estaba un Jaime León, Alex Guerrero, el Pillo Dávalos, muchísima gente que salió de las básicas y ahora no veo que salga gente que pese. No sé qué le esté pasando a Chivas. Cometieron un gran error en fuerzas básicas: despidieron a todos los ex jugadores que había ahí y que podían aportar mucho. ¿Qué tanto pesó esto? Mucho, pues quién más que uno (como ex jugador) que siente los colores y después dar su opinión; hacerlos jugar como lo hacía uno, hacer un 10, un Snoopy Pérez, un Concho Rodríguez, un extremo; un Chepo que venía de abajo también, Néstor, la verdad había mucho potencial, pero ahorita desgraciadamente ser terminó ese potencial y están batallando, y es por lo mismo, porque no hay gente que jugó ahí y que no les transmite lo que se debe hacer en la cancha. Habrá muchos teóricos, pero la cancha es diferente. El semillero era el tapatío, pero se trabajaba con fuerzas básicas. Hoy no sé, no he ido ahí, pero quitaron a muchos ex profesionales que jugaron ahí y se le quitó la esencia, el inyecte para los niños de querer esa playera. ¿Todo esto ha venido a perjudicar al equipo en todos los sentidos? Sí, se ha perdido mucho la credibilidad de Chivas y eso es triste. Siempre he tenido esa idea, por ejemplo, un Benjamín Galindo, de mi parte también, si tuviéramos 12 jugadores a trabajar en Chivas y enseñarles lo que nosotros sabemos, porque jugamos como número 10, ¿tú crees que de 12 no sacaríamos a uno aunque sea? Con un 10 que sacaras, porque ya no lo hay en el futbol mexicano ya se acabaron, por los sistemas, pero para mí el futbol es el mismo, se juega con un balón, aquí lo que cambian son los sistemas que se implantan. [gallery ids="604455"] ¿Cómo ves el nuevo torneo para Ricardo Cadena? Pienso que Ricardo es buen entrenador, pero le falta un poquito de experiencia, pero no es tanto él, el problema son los jugadores, que si no pone orden la directiva, va a pasar y así puede llegar el mejor entrenador del mundo, pero si no hay orden en los jugadores no va a pasar nada. ¿Ha habido mucha indisciplina también? Sí, esa es una falta de respeto a la playera. Quisiera que les cayera el veinte de qué playera están usando, no es cualquier playera. Portar la playera de Chivas, no saben lo que significa, eso es lo que les deben meter a la cabeza los jugadores. ¿Qué diferencia hay entre ustedes y el Chivas actual? Por ejemplo, Celestino Morales tenía yeso en el brazo (antes de la final contra Puebla en la temporada 1982-83) y se lo quitó para jugar, ese es el amor que le teníamos a la playera nosotros. Eso es lo que decíamos, ‘vamos por algo’, ese es el amor a la playera, hoy no, hoy es puro dinero. ¿Y de manera personal? Yo ese día, en la final de Puebla estaba acalambrado y sin embargo, le dije a Guerra que yo empezaba a tirar, para darle un poco de confianza a los novatos, ‘pero estás acalambrado’, me dijo y le respondí: ‘no importa Beto, yo empiezo’ y cuando disparé casi me la agarraba Soto, pero entró la pelota, ese es el corazón y coraje que tenía uno. No importaba, hasta con muletas ibas a entrar a jugar. MOMENTOS INOLVIDABLES Los Clásico contra el América, en semifinales en la temporada 1982-83, y la final en la 83-84 son más que recordados por las aficiones de Chivas y las Águilas y en ellos Lalo Cisneros jugó un papel más que importante, al ser el capitán del cuadro rojiblanco. Aunque muchos creen que al fallar el penalti en el estadio Azteca en aquella definición por el título, frente al rival odiado, decayó la carrera de Cisneros, él lo ve ahora desde otro punto de vista, porque “La gente siempre estuvo conmigo. La porra de Chivas, los aficionados, porque todos somos seres humanos y tenemos derecho a fallar también. Aquí lo importante es lo que diste al equipo en esos años y mucha gente lo entendió. Incluso, la afición siempre me manda mensajes saludándome”. En el primer episodio, en las semis de la 82-83, Lalo recuerda que hubo un villano en la banca americanista, que no supo perder y echó a pelear a sus jugadores y esto perjudicó al Guadalajara para encarar después la final contra Puebla, la cual perderían. “Estábamos felices y a la vez tristes, porque hubo un señor que mandó a pelear a los jugadores ese día, se vio perdido y los mandó a pelear y te digo su nombre: Carlos Reinoso. Él fue quien mandó a Tapia y a los de la banca. Los mandó a pelear y eso a mí se me hace muy deshonesto de esa persona”. El segundo pasaje fue un año después, en la llamada Final de Finales, en el Coloso de Santa Úrsula, cuando se le marcó un penalti a Chivas y Cisneros tomó el balón, disparó y el portero argentino, Héctor Miguel Zelada le detuvo el envío. “Yo dije en ese momento: ‘aquí los vamos a matar, cayendo el gol los vamos a matar’, nada más que sí, siempre he sido muy honesto y siempre he reconocido a Héctor Miguel Zelada. Yo he hablado con él y me ha dicho: ‘yo te estudié’ y fue más vivo que yo, esa es una realidad”. Lo que sí es que siempre tuvo el apoyo de sus compañeros, cuerpo técnico y directiva, por lo que es mentira que eso le haya perjudicado en su carrera. “Los muchachos estuvieron conmigo y me dijeron: ‘no te apures’, no hay bronca, estamos a fallar todos, no hay ningún problema, échele y vamos para adelante’. Hubo apoyo de todos, de la afición, de la directiva, todavía jugué varios años ahí después del penal, hubo mucho apoyo”. ?Escucha nuestro podcast ?