25, junio 2022 - 13:45

┃ Guillermo Abogado González

Copa

GUILLERMO ABOGADO

FOTO: ERIK ESTRELLA

Con éxito se desarrolló la cuarta edición de la Copa LGBT en la alcaldía Azcapotzalco, en donde cientos de participantes pudieron convivir y demostrar su talento en el deporte que más les apasiona, en un espacio en el que la discriminación y el racismo no tuvo lugar.

TE GUSTARÍA:  En busca del equilibrio: El deporte abre al debate con las atletas transgénero

Más de mil 700 participantes de la comunidad se registraron a este evento deportivo, que se efectúa a lo largo de este fin de semana, en el que se llevaron a cabo diversas disciplinas de conjunto como: basquetbol, rugby 7, futbol 7, voleibol y softbol. Además, hubo otras actividades individuales como: ajedrez, atletismo, natación, zumba, gimnasia, lucha olímpica y tenis.

Este sábado tocó la disputa de los torneos de futbol 7, donde Azca Femenil se impuso en la final a Azca Trans en un entretenido partido que acabó 4-3, mientras que en otra categoría se coronó Linces Gay frente a Zorros Dorados, en un partido que acabó empatado 4-4 y en penales todo se definió por 3-2.

Una competencia libre de odio y violencia se efectuó en buenos términos. Sofia Figueroa Medina, integrante del equipo Azca Trans, señaló: “Hacen fata más espacios para que personas de la diversidad como yo podamos jugar como en mi caso al futbol, porque sufrimos la discriminación en cualquier área por parte de los heteros, estos espacios están increíbles, aquí podemos jugar sin la necesidad de que nos discriminen, nos hagan menos, nos manden a la banca, esto es importante porque el deporte es universal”.

Tras perder la final contra Azca Femenil dijo al diario de los Deportistas: “El juego es limpio, este es el punto. Podemos jugar con cualquier tipo de personas de manera limpia y competitiva, ahora se juntó con la marcha y está padre”.

El ambiente y el colorido no faltó, más allá de los resultados, las premiaciones a los tres primeros lugares de la competencia, la camaradería, la convivencia y la buena vibra sobresalió en una fecha especial para este grupo de orientaciones sexuales e identidades de género que lucha por tener más espacios sin ser cuestionados o rechazados.

El Deportivo Azcapotzalco fue el escenario de este acontecimiento que de a poco se afianza y año con año cada vez más participantes dicen presente, eso sí mayores de 18 años de edad, sin importar orientación, identidad o expresión de género.

La portera del conjunto Trans, Debany Cruz, quien de pequeña perdió su ojo izquierdo, sabe que tiene que lidiar con la discriminación y en ocasiones por partida doble, la discapacidad y el hecho de ser transgénero.

“El día a día (es importante). Valerme por mí misma, en aceptarme. los señalamientos siempre van a existir para todos”, es fundamental para no rendirse. Agregó al diario ESTO: “Lo que estoy logrando es un orgullo, es un orgullo pertenecer a estos equipos, es el segundo campeonato que juego. Es un gran orgullo lo que uno ha logrado y estamos satisfechas con este segundo lugar”.

 

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?