6, junio 2022 - 12:38

┃ Cristobal Morales

Bora Milutinović fue destituido previo al Mundial del 1998. FOTO: Mexsport

El mal rendimiento que la Selección Nacional ha tenido desde el 2021, cada vez parece presionar más a los involucrados y la falta de ideas sobretodo desde la dirección técnica, deja entre abierta la posibilidad del cese de Gerardo Martino y la llegada de un nuevo entrenador que pueda cambiar el chip del Tri.

TE RECOMENDAMOS: La Selección Mexicana tiene las alarmas prendidas; carecen de goles y revulsivos

México es un país que suele criticar muchísimo al entrenador de la selección, sea cual sea su rendimiento, por ejemplo, de 2002 a 2006, Ricardo Antonio La Volpe dirigió a una de las mejores versiones de México en la historia y a pesar de haber pasado 'caminando' en el hexagonal, entre ex futbolistas y medios periodísticos las críticas eran constantes, sin embargo, su ciclo se respetó y cumplió con llevar al Tri al Mundial de Alemania 2006 a pesar de estar latente su posible sustitución en los meses previos al campeonato del mundo.

Existe sólo un antecedente registrado de un entrenador que fue cesado de su cargo previo a un Mundial a pesar de haber clasificado al Tri a la máxima justa futbolística: Bora Milutinovic.

El serbio ha sido uno de los mejores técnicos que ha visto no sólo la selección, sino el futbol mexicano, siendo el único en su puesto en llevar a México al quinto partido durante el Mundial de 1986 en tierras aztecas y quedándose a una tanda de penales de meternos a las semifinales del certamen.

Su éxito lo elevó al estado de ídolo en nuestro país y cuando no se hayaba quien podría sustituir a Miguel Mejía Barón después del Estados Unidos 1994, Bora tomó el reto, dirigiendo al Tri en una segunda etapa, misma en la que clasificó de manera contundente a la selección para el Mundial de Francia 1998, pero su estilo defensivo y los constantes empates en el Estadio Azteca, parecieron incomodar de más a los directivos de la FMF y optaron por darle las gracias y contratar al entrenador del todopoderoso Necaxa de los noventa, que venía de 3 campeonatos en 4 finales en un lapso de 4 años, Manuel Lapuente.

El entrenador mexicano no decepcionó en el Mundial, mostrando el gran equipo que tenía el representativo mexicano, sin embargo, siempre nos dejará con la duda de si con Bora, México podría haber trascendido más en el Mundial de 1998.

Gerardo Martino está ante el reto más difícil de su carrera y debe enderezar la forma actual de la selección mexicana para no convertirse en el segundo técnico en ser despedido previo a un Mundial.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace