14, mayo 2022 - 21:08

┃ Miguel Ángel Mujica

Tsno

MIGUEL ÁNGEL MÚJICA Foto: Oswaldo Figueroa  El arbitraje, el rival, la forma de juego y el intenso aliento de la grada, todo quedó de lado para Fernando Ortiz. El técnico del América no entró en polémicas y simplemente agradeció a sus jugadores por la entrega y tener a las Águilas en semifinales. Tal vez te interese: América derrotó al Puebla y clasificó a semifinales con polémica incluida El argentino aceptó que lo ha dicho en muchas ocasiones, pero toda la culpa de la actualidad azulcrema es gracias a sus protagonistas. “Será una frase reiterativa, pero no me asombra la clase de jugadores que tengo, desde que bajé de la cancha, me acordé de los golpes que vivimos y tengo unos jugadores con unos huevos tremendos, hemos salido de situaciones muy adversas, lo sigo diciendo, estoy orgulloso y feliz de tener esta clase de jugadores. Hay un grupo, cuando la competencia es sana en la semana, no habrá problemas con los que entren, cada día y semana me demuestran que quieren jugar, no hay un equipo de 11, es de 22, todos quieren participar”. El Tano no quitó el dedo del renglón e incluso los señaló por la entrada que hubo en el Azteca para los cuartos de final de vuelta. “El mérito es de los chicos, agradezco el apoyo de la gente, pero los chicos han tomado la idea, me da risa porque hablan de uno, pero los jugadores son los protagonistas, la gente se identifica con el equipo para que en casa todavía nos hagamos más fuertes”. Lejos de ver a unas Águilas cerca de su techo futbolístico, Ortiz aclaró que el trabajo diario es el que los mantendrá con hambre de victoria. “Nunca le pongo límite a los jugadores, sé que pueden dar mucho más, me quedo con el entendimiento post partido en Puebla, supieron como abrir a un equipo tan cerrado, cada uno tenía su juego, con el video que les mostré a Diego como a los volantes vieron que sería complicado. Ahora vamos a ir con la complicación que es ir paso a paso”. La camiseta, según Ortiz, da la exigencia de dejarlo todo en la cancha. “La semana pasada mis jugadores dieron declaraciones de lo que es vestir esta camiseta, todos saben lo que significa, la camiseta te lo dicta, si no son humildes, los jugadores no van a estar, si bien estamos arriba, mañana podremos estar abajo”. No consideró que lo sucedido en el Azteca ante Puebla haya sido su mejor noche como director técnico. “Mi mejor noche como entrenador fue cuando me presentaron, era un sueño y lo dije, lo más importante fue eso, puedo hablar de lo que hemos hecho, de los vaivenes, es parte del juego, se ganó una serie difícil, ante un rival que merece respeto, pero mañana ya pensaremos en el siguiente rival”, sentenció. ?Escucha nuestro podcast?