7, mayo 2022 - 6:00

┃ Rubén Beristáin

Jaime Lozano y Juan Reynoso pasados similares

Rubén Beristáin FOTO: Mexsport Hace apenas unos meses tocaron la gloria. Juan Reynoso hizo campeón a Cruz Azul para romper con más de 23 años sin titulo en la institución cementera, mientras que Jaime Lozano logró una medalla olímpica en Tokio 2020 con el Tricolor. TE RECOMENDAMOS: Cruz Azul no para de sufrir y contará con bajas importantes para la repesca Esa parte ganadora los une de una forma especial, pero también su pasado como jugadores. El peruano ha sido reconocido por su trayectoria como celeste, incluso como una leyenda en la defensa y ahora como estratega, pero su retiro de las canchas y su comienzo en los banquillos fue precisamente con los Rayos. Del otro lado, el mexicano es hecho en Ciudad Universitaria, sin embargo, en algún tiempo se vistió de azul e incluso pudo ser campeón de Liga con La Máquina, pero sufrió fracaso tras fracaso en un lapso corto de apenas un par de años. Ambos directores técnicos estarán frente a frente en el estadio Azteca con el firme objetivo de colocar a su respectivo equipo en la Liguilla del torneo, con sus conocidos estilos de juego. El inca, más conservador y defensivo, se jugará el todo por el todo con La Máquina, mientras que el mexicano, más atrevido, querrá demostrar que sus capacidades en el banquillo pueden superar cualquier obstáculo que se interponga. JUAN REYNOSO SE DESPIDIÓ COMO RAYO [gallery ids="594100"] Reynoso llegó al cuadro rojiblanco en el Apertura 2002, apenas un torneo después del subcampeonato de Necaxa contra América. Por varios torneo fue uno de los titulares indiscutibles del técnico Raúl Arias y se hizo dueño de la zaga central hasta que al término del Apertura 2004 decidió colgar los botines después de casi 70 encuentros. "En realidad no me retiro por encontrarme bajo en el nivel de juego, al contrario, me siento bien. Jugué 15 de los 17 partidos del torneo pasado, pero estoy consciente de que la exigencia será cada vez mayor y no quiero convertirme en un jugador que cobre por estar en la banca", fueron sus palabras en ese entonces a la edad de 34 años. En ese momento colgó los botones, con la esperanza de un juego despedida con los clubes en los que hizo su carrera en México. A la par, culminaba un curso para ser director técnico y de inmediato comenzó como auxiliar de Arias en Necaxa, incluso en el Clausura 2006 lo fue con Enrique López Zarza, ya en Aguascalientes para después emigrar al Coronel Bolognesi de Perú, donde se confirmó como técnico de primer nivel. LOZANO ESTUVO CERCA DE LA GLORIA [gallery ids="594101"] A finales del 2007, el director deportivo de La Máquina, Eduardo de la Torre, tuvo un deseo muy grande. El técnico Sergio Markarian le pidió un creativo por derecha y no tardó en voltear a la Sultana del Norte, ya que Tigres había puesto transferible al Jimmy Lozano. Unos días después se concretó su llegada a La Noria, en donde vivió dos años llenos sentimientos encontrados. Cruz Azul peleó tres finales, pero en todas terminó como subcampeón. Jaime fue parte de esos equipos que se convirtieron en el "ya merito" para los cementeros, en la búsqueda de la novena estrella, que en ese entonces sólo tenía una sequía de 11 años. El jugador en ese entonces fue indiscutible, primero para Markarian, pero en el Apertura 2008, Santos fue el vencedor. El tanto de Jimmy en la vuelta en Torreón dio esperanza, pero fue insuficiente. Un torneo después llegaron a una fina más, pero Toluca le hizo la diablura, mientras que en el Apertura 2009 lo intentó otra vez, pero Rayados se coronó en el estadio Azul. "No fuimos contundentes, tuvieron más experiencia, supieron aprovechar momentos y nos dejó marginados de un título", fueron sus declaraciones. Después de 90 encuentros, 15 tantos, con más pena que gloria y sin trofeo, se concretó la salida de Lozano directamente a Monarcas Morelia.

LOZANO FUE EL MEJOR MEDIO OFENSIVO EN 2009

En el tema individual, Jaime Lozano no pasó desapercibido en Cruz Azul. En el Apertura 2009, los cementeros estuvieron a un paso del título de Liga, eran los claros favoritos en Liguilla, pero Rayados de Monterrey les frustró el festejo de último momento. A pesar de eso, Jimmy fue reconocido por la Federación Mexicana de Futbol debido a su gran torneo donde colaboró con tres goles y nueve asistencias en 17 partidos. El mexicano fue galardonado como el mejor medio ofensivo y recibió el Balón de Oro, por encima del argentino Christian Giménez de los Tuzos del Pachuca y el brasileño naturalizado mexicano Antonio Naelson Zinha. Lozano les ganó la partida, sin embargo, no quedó satisfecho y admitió que en lugar de haber ganado ese premio habría querido conseguir el trofeo de campeón.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?