24, abril 2022 - 14:25

┃ Miguel Ángel Mujica

Atlas ganó en la Bombonera

MIGUEL ÁNGEL MÚJICA  FOTO: ADRIÁN MACÍAS | MEXSPORT La pelea por los dos últimos boletos a la Liguilla está que arde y el campeón ya se metió de lleno. Atlas le pegó al desahuciado Toluca por 2-4 y en caso de triunfar en la última jornada, será uno de los cuatro mejores del torneo. La victoria en el Averno era clave. El destino está en las garras rojinegras, pues América y Cruz Azul se arrebatarán puntos en la última fecha, eso le deja el panorama abierto para recibir a los Tigres con toda la confianza de firmar una nueva presencia en la fiesta grande.

TE RECOMENDAMOS:¡Camilo Vargas para rato! El emotivo video con el que Atlas anunció su renovación

El Infierno volvió a abrir sus puertas en un partido con goles garantizados. Toluca y Atlas mostraron distintas propuestas. Nacho Ambriz no contó con hombres claves como Haret Ortega, el Serrucho Baeza y el Pechu Torres Nilo, por eso no tuvo de otra que meter a Rigonato y Venegas, jugadores que el propio entrenador escarlata borró a lo largo del campeonato. A Toluca le vino bien el aire fresco. Leo Fernández se notó mejor arropado con sus compañeros. La primera fue clave. El uruguayo mandó un centro templado. Camilo Vargas se pasó, atento, Huerta la empujó con la testa al fondo de la red. Atlas encontró en Jairo Torres la respuesta ideal. En su penúltimo encuentro, el canterano rojinegro mostró su mejor nivel. Logró poner a chambear a García y una jugada después, consiguió una falta que abriría el cerrojo escarlata. En una dividida que Furch peleó hasta el final, el campeón mostró su valía. Julio César se la dejó a Rocha y el capitán puso la igualada. Jairo continuó con su buen partido, un centro suyo dejó al Gary Zaldívar cerca de la remontada. El juego creció en emociones. Sierra robó un balón y lo llevó hasta su área, cedió para Sanvezzo, pero el Lobo la puso en el palo. Las emociones siguieron. Nervo tuvo para prenderla de primera. Abanicó y sonrió ante el inmenso error. Atlas era mejor y Quiñones estuvo cerca con un tiro con comba que pasó por centímetros. El dominio tapatío se transformó de inmediato. Toluca erró muchas pelotas, Venegas y Sierra se reclamaron con todo. El descanso de la batalla llegaba, cuando un penalti llegó al área roja. Después de unos minutos con el videoarbitraje, el Cantante Guerrero señaló la pena máxima. Quiñones erró el penalti, pero nadie del Toluca fue al rebote. Julián tuvo el tiempo para medir a la perfección la bola y de cabeza adelantar a los visitantes. ¡Gol del Atlas! En el complemento, Nacho Ambriz cambió su delantera por completo. Alexis Canelo y Braian Samudio entraron por Ian y Sanvezzo. El técnico escarlata quiso una reacción, aunque nunca sucedió. Quiñones estuvo muy activo. Julián disparó y puso a chambear a García. La respuesta de Canelo no tardó. Alexis la prendió para que Vargas la sacara con una estirada. El juego retomó ritmo. En plena batalla, la desconcentración se apoderó de Vanegas. El central colombiano fue a la disputa con los brazos abiertos. El VAR lo cachó y lo mandó a la calle, además, le entregó un segundo penalti a los rojinegros. Julio César Furch fue el encargado. El Emperador del Gol mostró su temple y con un bombazo finiquitó la partida. Ambriz recurrió al amor por los colores rojos. Violante y Sartiaguín fueron al campo. Isaías fue el que peleó todas. Cerca del final, maquilló el resultado con un golazo picado por encima de Camilo Vargas. El Toluca lo probó con sus pocos medios, el campeón lo quiso definir y Juliá Quiñones volvió a aparecer. Troyansky pateó, García tapó, el colombiano fue el más vivo y con la cabeza remató la victoria y su doblete de la tarde. No hubo más en el averno, Atlas se mete a la pelea por la Liguilla directa, todo depende de ellos.  

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?