19, abril 2022 - 21:09

┃ Javier Juárez

Necaxa derrotó a Rayados

JAVIER JUÁREZ  FOTO: ISAAC ORTIZ | MEXSPORT Un rayo no cae dos veces en el mismo lugar, esa es la creencia, pero Tigres experimentó lo contrario, los auriazules recibieron dos descargas eléctricas que les provocó perder el juego y el liderato de la competencia. Necaxa dio una de las campanadas de la temporada, de esas que tiran quinielas, pocos esperaban un triunfo de los hidrocálidos contra la maquinaria regia, pero lo hicieron 2-0.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Jaime Lozano llegó como bombero a Aguascalientes y luego de dos meses no solo apagó el fuego, el Jimmy metió a los Rayos en sitios de repesca. Los hidrocálidos tienen muchas posibilidades de estar en la fase final. Necaxa le ganó a Tigres y no fue por casualidad, el resultado fue justo y hasta se quedó corto. Los hidrocálidos supieron amansar al segundo equipo que más goles mete en el futbol mexicano. El juego se resolvió desde el primer tiempo, Rodrigo Aguirre se escabulló entre los defensas de Tigres, corrió solo frente a Nahuel Guzmán y lo venció por encima. Los regios le reclamaron a los árbitros un fuera de lugar, pero tras una revisión silenciosa el juez central Jesús López validó la anotación. Tigres se sintió desconcertado, los universitarios no pensaron estar abajo en el marcador tan pronto. Necaxa jugó a placer, el balón fue de un lado a otro y marearon a los regios, la segunda anotación hidrocálida se sintió en el ambiente. Los Rayos supieron que para ganarle a Tigres era necesario incrementar la ventaja, darles vida a los universitarios es un error. Alonso Escoboza tomó el balón y a través de un tiro libre anotó la segunda anotación. Miguel Herrera, los jugadores en la banca y los seguidores que hicieron el viaje al estadio Victoria se mostraron incrédulos. Necaxa se puso 2-0 contra todos los pronósticos. Lo que la gente esperaba era que Tigres arremetieran el resto del juego, sin embargo, la ofensiva felina solo registró dos tiros a la portería en todo el partido. André-Pierre Gignac estuvo solo al frente, nadie le echó la mano. Florian Thauvin, Sebastián Córdova y Nicolás López no aparecieron, luego entraron Luis Quiñones y Yeferson Soteldo, pero con poco tiempo en el campo ninguno pudo cambiar el juego. Tigres ofreció el que pudo ser su peor partido del campeonato, la artillería felina nunca apareció y atrás concedieron espacios que Necaxa los aprovechó. Jaime Lozano refrescó el campo, todos los electricistas que entraron corrieron y nunca les permitieron a los regios poner en apuros a Luis Malagón. Necaxa nunca expuso el empate, los locales mantuvieron quietos a los universitarios y solo tuvieron que esperar el final del juego. Un rayo si pega dos veces en el mismo lugar y Tigres lo comprobó. ?Escucha nuestro podcast?