18, abril 2022 - 6:00

┃ Carlos Raúl Martínez González

Escalante

CARLOS RAÚL MARTÍNEZ

Foto: Martín Montiel

Emilio Escalante, presidente y director general del Atlante FC, sabe que estar al frente de esta institución, que hoy que cumple 106 años de existencia, es una gran responsabilidad, la cual asume con gusto y orgullo, por el amor que le tiene a estos colores y al Equipo del Pueblo, el cual, lo sabe muy bien, ha tenido triunfos y tristezas a lo largo de su historia.

Tal vez te interese: ¿Siguen de cerca a Alan Mozo? Gerardo Martino estuvo nuevamente en Ciudad Universitaria

El alto mando de los Potros de Hierro del Atlante acudió amablemente al llamado del Diario de los Deportistas, para charlar sobre el nuevo cumpleaños del conjunto azulgrana y todo lo que ha implicado de manera personal el dirigir al equipo de los Prietitos, el cual entró a la fase final del Clausura 2022, en la Liga Expansión, y en la que peleará por el bicampeonato.

¿Qué significa llegar al 106 aniversario al frente de un equipo tan popular y querido como lo es el Atlante?

-Llegar a estos primeros 106 años al frente de un equipo con tanta historia y tradición es una gran responsabilidad. Como aficionado de toda la vida de estos colores, uno busca ver al equipo de sus amores encumbrado, siempre entre los mejores. En lo personal, presidir al equipo en esta etapa, haber asumido el reto de encabezar este proyecto es un sueño que tocó a mi puerta y que acepté con la conciencia de dar continuidad a una historia que ha tenido altibajos de alegría y de tristeza. Nuestro gran reto es trabajar con todas nuestras fuerzas para honrar a los pioneros fundadores y a todos aquellos que han formado parte de la gran historia atlantista, recuperar el sitio de grandeza, que por derecho y tradición le corresponde al Atlante.

¿Qué significa el hecho de que ahora el Atlante sea considerado patrimonio cultural de la alcaldía Cuauhtémoc?

-La designación del equipo como “Patrimonio Cultural de la Alcaldía Cuauhtémoc” la asumimos y agradecemos. La Dra. Sandra Cuevas, alcaldesa de esta demarcación nos honró con esta distinción, ya que fue en la Colonia Roma donde se fundó el Atlante hace 106 años. Es, además, un hecho inédito, somos el primer equipo del futbol mexicano en recibir una designación con estos alcances. Significa que algo estamos haciendo bien, además de que ya formamos parte de la historia de la Alcaldía Cuauhtémoc, considerada el corazón de la capital del país.

¿Cómo ha sido esta aventura de estar al frente del atlante en su regreso a la CDMX?

-Estar al frente del Atlante en su regreso a la Ciudad de México significa uno de los retos más importantes de mi vida. Para muchos era una locura, otros buscaron desalentarme argumentando que la industria del futbol es un círculo muy cerrado donde otros empresarios fracasaron, a pesar de su experiencia, así que conversé con mi familia, planificamos y dimos el gran paso. Lo primero era recuperar la tradición. A pesar de que en Cancún la franquicia fue campeón, también es cierto que se fue quedando en el olvido y abandono. Como primer paso de nuestro proyecto, decidimos regresarlo a sus orígenes, con tan buena aceptación y fortuna, respaldados con un gran trabajo de mediano perfil que ya dio frutos con un título, somos los actuales campeones de la Liga Expansión, también tenemos un subcampeonato, dos semifinales y ahora nuevamente en ronda de finales, buscando el bicampeonato, todo en menos de dos años y creo que es digno de reconocer. La Ciudad de México nos ha recibido con los brazos abiertos y la gente poco a poco va regresando a las tribunas.

No cualquier equipo gana un título, se queda en semifinales y pierde una final en tan corto tiempo, ¿cuál ha sido la clave de la evolución y éxito de los Potros?

La clave del éxito para obtener estos buenos resultados en tan corto tiempo ha sido haber conformado un equipo de trabajo a todos niveles: cancha, cuerpo técnico, administrativo y directivo, solidarios siempre con el proyecto. Pocos saben que sufrimos para conformar al equipo. Varios jugadores que venían del proyecto en Cancún se bajaron del barco. Con el tiempo en contra, tuvimos que trabajar a marchas forzadas con el DT Mario García y el Presidente Deportivo, Jorge Santillana, para cumplir con los requisitos administrativos y así poder competir a nivel cancha buscando jugadores para conformar una plantilla competitiva. No fue fácil, Mario trabajó con una dedicación increíble, armó un once para competir y se fue mejorando sobre la marcha. Con todo y eso, logramos el subcampeonato, ante la incredulidad de muchos. Fue entonces cuando todo mundo volteó a vernos: el Atlante estaba de regreso.

El apoyo de la afición es importante en una institución como Atlante, ¿cómo le han respondido los seguidores al equipo?

-Sin duda, la afición ha jugado un papel muy importante. El reencuentro con seguidores legendarios, atlantistas de toda la vida, y atlantistas de nueva generación ha sido una experiencia increíble. La afición del Atlante es especial en todos los sentidos, son personas que se reúnen y que llegan en familia al estadio, sin perder la esencia y el toque tradicional con sus gritos y porras, son una afición muy noble, generosa y exigente. Cuando digo “exigente”, saben muy bien que la exigencia al equipo es en la cancha y en lo deportivo sin ir más allá. En lo personal me siento orgulloso y cobijado por el atlantismo.

Con la nueva normalidad, por la emergencia de salud, y tras los lamentables y recientes acontecimientos (en Querétaro), hemos tenido que apegarnos a los nuevos protocolos de seguridad en el estadio. Sin embargo, la afición atlantista ha sido solidaria por el bien del equipo. Hoy día contamos con una zona familiar que se va conformando mediante la credencialización y así, poco a poco vamos ganando terreno, siempre de manera respetuosa. Nuestra gente es nuestra fuerza.

¿Cuál sería su definición del Atlante, como legado de grandes figuras que han desfilado por su colores?

-Sin duda Atlante ha sido la casa de grandes figuras del futbol nacional e internacional. La lista es interminable, pero viene a mi mente gente como Horacio Casarín, “Cabinho”, Hugo Sánchez, Ricardo La Volpe, Grzegorz Lato, Rubén el “Ratón” Ayala, Moisés Muñoz, Luis Miguel Salvador, Memo Cantú, Roberto Andrade, Miguel Herrera, Federico Vilar, “Chamagol”, muchísimos.

Pero también me siento muy agradecido con la actual plantilla, que va forjando su propia historia. Todos valiosos y con una gran competencia deportiva intensa. Ya nos dieron un campeonato y como dicen por ahí, vamos por más, es nuestro tiempo y vamos a aprovecharlo al máximo para forjar nuestro propio legado sumando a la rica historia atlantista.

?Escucha nuestro podcast?