30, marzo 2022 - 21:51

┃ Yael Rueda

Mexico (3)

JAVIER JUÁREZ Foto: José Luis Melgarejo | Mexsport La tensión está enterrada momentáneamente, los viajes, traslados, concentraciones, hasta las críticas de la gente, México está en la Copa del mundo y eso se tiene que celebrar. Los jugadores fueron los primeros que lo hicieron. El árbitro Oshane Nation silbó el final del partido contra El Salvador y lo primero que hicieron los futbolistas fue abrazarse, solo ellos saben lo que les costó conseguir el pase al Mundial de Qatar 2022. El octagonal de Concacaf fue más complicado de lo esperado, pero se logró terminar en el segundo puesto y de manera automática se tomó el boleto directo a la Copa del Mundo. Tal vez te interese: «Nos exigen porque saben que podemos dar más»: Erick Gutiérrez Los veintisiete futbolistas intercambiaron palabras y luego posaron en el centro del campo junto a la frase Nos Vamos a Qatar, esas mismas palabras aparecieron en las dos pantallas del estadio Azteca. [gallery ids="588454"] En ese instante entraron los familiares de todos los jugadores, las esposas, novias, hijos, papás, tíos, primos, incluso abuelos, todos estuvieron en el campo. Los futbolistas siguieron abrazándose, la familia es la que sostiene a los jugadores en los momentos más oscuros, a lo largo del octagonal hubo muchos. El campo del coloso de Santa Úrsula se llenó de personas, los futbolistas posaron para fotografías del recuerdo, las selfies y transmisiones en vivo se hicieron presentes. Tener el boleto en la mano a Qatar 2022 fue un alivio para todos. [gallery ids="588456"] El mariachi acompañó ese momento. La Vikina, el Cielito Lindo y otras canciones rancheras sonaron en ese instante. La celebración fue tranquila, los mismos jugadores saben que tienen mucho trabajo por delante. Las fotografías fueron las protagonistas, clicks por todos lados, con celulares y cámaras profesionales. Ese momento quedó grabado en las memorias internas de todos los dispositivos usados. [gallery ids="588457"] Luego de veinte minutos los jugadores comenzaron a entrar a los vestidores junto a sus familiares. El boleto a Qatar está seguro, lo que sigue es conocer el destino de México en el sorteo mundialista y luego prepararse para la competencia que inicia el 21 de noviembre en Doha. El festejo se demoró, pero por fin se logró. Mariachi, familias felices y aficionados contentos en la tribuna, el final fue bueno a pesar de las piedras en el camino. ?Escucha nuestro podcast?