Con la tecnología de Google Traductor

PARÍS 2024

15, marzo 2022 - 18:10

┃ Yael Rueda

Medel

YAEL RUEDA

Foto: Archivo Casasola

Cuando un boxeador mexicano demuestra entrega y garra en el cuadrilátero, es muy probable que el público se le rinda, sin embargo, el exigente aficionado nacional también es capaz de condenar algunas carreras si se le provoca descontento, algo que sucedió en particular con José Medel luego de derrotar al ‘Toluco’ López.

Tal vez te interese: ‘Canelo’ Álvarez: ¿Cuánto cuesta ‘El Pitufo’, el automóvil más lujoso y caro del boxeador?

A pesar de todo, el ‘Huitlacoche’, como también era conocido, logró convertirse en un ídolo en el país del sol naciente, una total curiosidad para el nacido en Tepito. Al final no fue profeta de su tierra, aunque tuvo una exitosa carrera.

José Medel también se salió del molde del boxeador mexicano que estaba acostumbrado a abrirse un sitio desde la clase baja y despilfarrar su fortuna una vez que están en la cima. El ‘Huitlacoche’ se caracterizó por la disciplina y por una buena administración de su dinero.

La historia cuenta que entró por pura casualidad al boxeo. Faltó uno de los deportistas en una función y lo metieron en ese sitió. Ya nunca dejó de entrenar en el Gimnasio Gloria después de ese suceso.

En el circuito amateur deslumbró y era lógico que lograra llegar a la etapa profesional, donde comenzó a abrirse paso con los peleadores estelares de la Arena Coliseo. Ahí derrotó a Chucho Pimentel y a Mundo Esparza, así que se puso en el ojo de todo el país.

Para mediados de 1959 se encontró con un auténtico ídolo del pueblo: José ‘Toluco’ López. Luego de una batalla que llegó hasta los 12 asaltos, los jueces determinaron la victoria del oriundo de Tepito y en el momento en el que levantó los brazos, los fanáticos le externaron su odio.

Logró hacerse de campeonatos nacionales de peso gallo, su categoría, pero cada que se encontraba a alguien en la calle le recriminaban haber derrotado al originario de El Oro, Estado de México, a quien le dio la revancha a finales de 1960 y esta vez lo derrotaría por nocaut en siete rounds.

El ‘Huitlacoche’ trató de levantar su carrera en Japón, donde también fue capaz de derrotar a otro gran ídolo como lo era Masahiko Horada, pero no desató el enojo de los nipones, sino que se ganó su respeto y cariño, de tal suerte que forjó una carrera en Asia, Europa y Sudamérica.

Concluyó su carrera con 101 combates: 67 victorias, 42 por KO, ocho empates y solamente 26 derrotas. No logró ser ídolo en México, pero logró lo que pocos peleadores mexicanos de su época pudieron: tener una carrera estable, no despilfarrar el dinero y alejarse de los vicios.

?Escucha nuestro podcast?