Con la tecnología de Google Traductor

9, marzo 2022 - 19:16

┃ José Ángel Rueda

fans

JOSÉ ÁNGEL RUEDA

Foto: Mexsport

Las imágenes de la barbarie en Querétaro destaparon una vez más la violencia que impera en el futbol mexicano. Tiene mucho que los estadios perdieron su ambiente familiar. Lo ocurrido en la Corregidora causó terror en los aficionados ante la posibilidad de que el hecho se repita en algún otro inmueble; familias enteras que sólo fueron a disfrutar el partido corrieron despavoridas, ante la posibilidad latente de la agresión.

Tal vez te interese: Ritual del Kaoz ya no viajará con el América ¿Cuál es el motivo?

El ESTO realizó un sondeo para conocer el sentir de la afición tras los hechos registrados en Querétaro y la posterior sanción de la Federación Mexicana de Futbol, quien tomó la decisión de mantener las barras, cuyos integrantes deberán estar credencializados. El resultado fue contundente, de los 263 encuestados el 67 por ciento aseguró que no se sentiría seguro dentro de un estadio, el 17 por ciento aún lo pensará, mientras que el 16 no tendría problema en seguir acudiendo a los encuentros. El miedo en los aficionados es grande.

Y es que el color que ofrecen las barras en las tribunas ya no es suficiente. Los aficionados de años sienten que han perdido la batalla ante los grupos de animación.

“Definitivamente ya no iría, porque lo sucedido fue muy peligroso, es muy peligroso asistir a los estadios con tanta barra, porras y todo eso. Los clubes compran o pagan a ese tipo de pseudo aficionados que no son ni conocedores y solo van a hacer disturbios”, señaló Pablo Alvarado, aficionado de las Chivas desde hace décadas.

Alfredo Sánchez, otro seguidor del Rebaño, opina lo mismo. Más tranquilo se estaría si los directivos hubieran terminado con las barras. “Desafortunadamente la violencia en los estadios va en aumento, las barras tienen que desaparecer. Se tienen que tomar acciones. Sería la mejor opción para los aficionados, sabemos que las barras generan ingresos económicos, ahí está la controversia”, dijo Alfredo.

Aunque es un hecho que lo que pasó en Querétaro no detendrá a muchos aficionados en su costumbre de acudir cada 15 días a la cancha para alentar a su equipo, la violencia registrada sí tiene el poder de sentar precedentes.

Jorge Torres, aficionado de hueso colorado de los Pumas, acostumbra ir de manera regular al estadio Olímpico Universitario. Más allá del ambiente de tensión que se puede llegar a sentir en los grandes partidos, el inmueble está bien custodiado.

“En general en CU, sea el partido que sea, tienes seguridad pública, la seguridad privada de la UNAM, en general en todos los partidos hay bastantes elementos. Si tú vas como puma es muy difícil que pase algo, sí pasa que se pelean entre ellos pero entre ellos mismo se separan”, dijo Jorge.

Lo del estadio Corregidora, sin embargo, lo obligará a tomar ciertas medidas. Incluso, desde antes, ya sigue algunos protocolos de seguridad, por si acaso.

“Lo que pasó en Querétaro a mí no me detendría de ir al estadio. Obviamente, cuando es de visitante, cuando voy a un América vs Pumas, me llevo una chamarra neutral, me la pongo cuando voy a entrar. Me ha tocado encontrarme con la porra en el tren ligero, pero con la chamarra no pasa nada”.

Caso distinto es ir acompañado, es decir, estar expuesto a que algo pase y no saber cómo reaccionar. “No me detendría pero sí manejaría protocolos diferentes. En el caso de ir con alguien sí lo pensaría un poquito más, sobre todo si es de visitante, porque no sabría como poder resguardar a mis familiares, a mi novia, o a mis amigos, que no van tanto al estadio y no tendrían bien localizado por dónde salir”.

¿TE SENTIRÍAS SEGURO EN UN ESTADIO?
TOTAL: 263 VOTOS
SÍ: 16 %
NO: 67%
LO PENSARÉ: 17%

?Escucha nuestro podcast?