Con la tecnología de Google Traductor

9, marzo 2022 - 18:10

┃ Álvaro Zaldaña

Al Khelaify

ÁLVARO ZALDAÑA

Foto: GABRIEL BOUYS / AFP

La derrota del PSG a manos del Real Madrid en los Octavos de Final de la Champions League, caló hondo en el conjunto parisino.

Tal vez te interese: ¡Ya es histórico! Karim Benzema superó a Di Stefano

Con Messi, Neymar y Mbappé en el tridente ofensivo que para muchos es el mejor de Europa, el PSG saboreó el pase a los Cuartos de Final cuando Kylian anotó en el primer tiempo. Sin embargo, un triplete de Benzema en 20 minutos acabó con el sueño, y con la paciencia de Nasser Al-Khelaifi.

Según reportó la televisora española Movistar +, en cuanto el árbitro pitó el final del juego el dueño del conjunto francés bajó desde un palco Santiago Bernabéu y se dirigió furioso a los vestidores con gritos y golpes en busca de los silbantes, aunque al final no lo consiguió y en su lugar entró a la oficina de Carlos Mejía Dávila, quien es el delegado de campo del Real Madrid.

La rabia del qatarí era tal que según la información del medio español “algunos presentes tuvieron que pedir ayuda para ser protegidos”.

El encuentro en Madrid se mantuvo sin mayores complicaciones hasta que en el minuto 61 portero del PSG, Gianluigi Donnarumma, se equivocó al tratar de fintar a Benzema, el francés presionó al guardameta y con un empujón polémico lo obligo a regalar el balón para que al final los ‘merengues’ empataran el partido.

El VAR se encargó de revisar la jugada pero no encontraron nada para anularla y la dieron por buena. A partir de ese momento el Real Madrid se creció y Benzema terminó por eliminar al PSG con otros dos tantos al 76’ y al 78’.

Los parisinos siguen fichando estrellas consideradas las mejores del mundo, pero tampoco paran de fracasar en su búsqueda por conquistar la Champions.

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí