Con la tecnología de Google Traductor

8, marzo 2022 - 17:14

┃ Héctor Alfonso Morales

Aficionados

HÉCTOR ALFONSO MORALES

Foto: Edgar Quintana | Mexsport

El tema de la violencia en el futbol mexicano ya ni siquiera es nuevo. Los intentos de credencialización e identificación tampoco. Ya hubo una propuesta que estuvo a punto de ser ley, pero que terminó en el cesto de la basura, hasta que ayer se revivió.

Tal vez te interese: Atlas y Santos identificará a cada uno de sus aficionados ¿Cómo lo hará?

En 2013, el entonces diputado federal, Gerardo Liceaga, puso sobre la mesa legislativa un proyecto en el cual se pediría a todos los clubes del futbol mexicano que tuvieran un padrón de aficionados, sobre todo, de sus barristas.

La idea del también periodista deportivo era imitar los modelos europeos para controlar a los rijosos, algo que se ha dejado crecer en México, al grado de que una gresca en Querétaro el sábado pasado dejó un saldo de 26 personas lesionadas, tres de gravedad. El otro padecimiento que tuvo la Liga MX fue el de ver a niños corriendo, familias tratando de proteger su vida y un bochorno mundial.

“Esto tendría que quedar plasmado en la ley, pero la credencialización tendría que ser muy puntual”, dijo Liceaga hace casi nueve años. “Queremos que sea a través de las credenciales del IFE (hoy INE) porque queremos saber quiénes componen esos grupos de animación, dónde viven y dónde podemos localizarlos”.

El planteamiento del ex legislador era ambicioso, porque no se limitaba a sólo tener las direcciones de los ultras, sino cruzar la información con las bases de datos de las distintas corporaciones policiacas del país.

La idea era tener el control de las identidades para evitar, precisamente, eventos como los sucedidos en el estadio Corregidora.

“No creo que el líder de una porra se vaya a sentir muy orgulloso de que sus grupos estén conformados por personas con antecedentes penales. Esto de la credencialización ya se está haciendo en otros países y creo nos toca a nosotros”, indicó Liceaga.

En aquel entonces, Decio de María era presidente de la Federación Mexicana de Futbol. El ex jerarca del balompié nacional quería apoyar esa iniciativa que contaba con respaldo de prácticamente todos los partidos políticos.

Sin embargo, a los clubes les comenzó a desagradar la idea hasta el punto en que simplemente sabotear la idea. En una entrevista reciente, Liceaga culpó a Yon de Luisa, entonces dirigente del América, de dinamitar la iniciativa de ley.

Hoy se habla nuevamente de la credencialización y a la Liga MX le importa que no vuelva a ocurrir un episodio negro como el de La Corregidora. Para lograr ese objetivo, revive una propuesta que estuvo en la mesa desde 2013.

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí