Con la tecnología de Google Traductor

7, marzo 2022 - 15:12

┃ Osiris Méndez

Crazy Jardon

Foto: Dante Jardón

En medio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, el mexicano Dante Jardón se calzó los guantes para subir al ring el sábado pasado en Vladimir, ciudad localizada a 192 kilómetros de la capital Moscú, al oeste de Rusia, experiencia que calificó de satisfactoria, pues aunque perdió por la vía de los puntos ante Vaghinak Tamrazyan, confesó que los aficionados lo vieron ganar, reconociéndole su esfuerzo.

Te puede interesar: ¿‘Chocolatito’ González volverá a enfrentar al ‘Gallo Estrada?, el nicaraguanse da algunas pistas

En charla con el Diario de los Deportistas desde Múnich, una de las tantas escalas de regreso en su vuelo hacia la CDMX, señaló que además de haber sido un viaje muy largo, las condiciones para ingresar a Rusia son complicadas debido a la situación política que vive actualmente dicho país.

“Fue un viaje muy pesado por tantas escalas que hicimos. Volé de México a Múnich, luego a Estambul, de ahí a Moscú y después a Vladimir, que fue donde peleamos. Perdí la cuenta por tantas horas de vuelo y por las escalas que hicimos, pero lo más importante es que me siento satisfecho por la pelea que dimos”, expresó el “Crazy” desde su habitación en la que está hospedado en un hotel de Múnich, donde pasará la noche, pues hasta este martes volará de regreso a México.

“Las condiciones para venir acá son pesadas por lo que está pidiendo el país, pero llegamos bien, sanos y así nos vamos de regreso. Así que estamos felices”, recalcó.

Sobre el combate que sostuvo, así lo recordó: “sentí que gané la pelea, pero estábamos peleando en la casa del rival, creo que por eso lo favorecieron en las tarjetas después de los doce rounds. Como dos o tres veces lo tambaleé fuerte, después empezó a ensuciar la pelea, fue decisión dividida, yo la llamaría localista. Al final, la gente de Rusia nos pedía fotos y nos aplaudía, con eso me quedo”.
El ex retador al título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo sólo voló con su entrenador Ricardo Rodríguez.

“Por cuestiones de Covid y por lo de la guerra era muy difícil que nos acompañara más gente. Le agradezco mucho su trabajo, pues sufrí un corte en el párpado izquierdo y lo supo controlar en la esquina”, finalizó.

RECIBE EN TU CORREO LA INFORMACIÓN MÁS DESTACADA DE LOS DEPORTES, ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?