3, marzo 2022 - 15:05

┃ José Ángel Rueda

ale orozco

JOSÉ ÁNGEL RUEDA FOTOS: MEXPORT Con la mente puesta en París 2024, la clavadista Alejandra Orozco ha regresado a su principal elemento: el agua. La doble medallista olímpica encara la última fase de su recuperación con avances significativos, entre ellos el haber vuelto a la alberca y “caer de cabeza”, todo un logro si se considera que apenas en septiembre pasado se sometió a una delicada cirugía para reconstruir su hombro derecho, algo maltrecho después de 15 años en el alto rendimiento. NO TE LO PIERDAS... El Tricolor de voliebol alista los detalles para París 2024... “Una lesión de hombro como la mía era de seis a ocho meses para estar prácticamente al cien, yo apenas voy a cumplir los seis meses y ya estoy de alguna manera regresando a la alberca y eso me da gusto, ya estoy volviendo a hacer clavados, volviendo a caer de cabeza, he visto avances, mas no me quiero ni ilusionar, ni emocionar ni acelerar, he seguido todo lo que diga el área médica, lo que diga el entrenador y vamos paso a paso”, confesó la atleta tapatía en plática con el ESTO. [gallery ids="584128"] Las lesiones, para los deportistas, no son fáciles. Aunado a la recuperación física están también los procesos mentales. Ale Orozco busca que la vida no se convierta en una carrera contrarreloj, sobre todo si se toma en cuenta que los grandes eventos están cerca. “Sí estoy ansiosa, que veo las fechas, veo las competencias, veo todos los requerimientos que tenemos que hacer para seguir en el programara y todas las cosas que necesitamos, entonces de alguna manera me preocupo pero a la vez digo no, más vale que mi cuerpo esté bien porque será mi mejor herramienta para llegar a París, así que estoy tranquila. El proceso sería en mayo con la Serie Mundial, ya pegada al selectivo nacional, y ya el Campeonato Mundial en junio”, dijo. El arranque del 2022, así como los dos años previos, ha estado lleno de dudas. Si en un principio la pandemia afectó el calendario mundial, ahora el conflicto entre Rusia y Ucrania ha obligado a la FINA a cancelar la Serie Mundial en Kazán. Más allá de todo, Orozco y sus compañeros tienen claro el camino. [gallery ids="584127"] “Estamos muy enfocados en poder estar listos, en regresar, y prácticamente como fue para Tokio, estar listos, pase lo que pase, en cuanto nos digan las fechas. Creo que con todo lo que está pasando internacionalmente de alguna manera seguimos como en estos limbos, con estas incertidumbres, al final, más allá de escarbarle a eso nos enfocamos en lo que nos corresponde hacer y al final es la alberca, regresar en buen nivel”, explicó la atleta de 24 años. Ale Orozco y Gaby Agúndez son parte del equipo de Iván Bautista, uno de los entrenadores más experimentados en los clavados mexicanos. Su apoyo ha sido fundamental en los momentos de incertidumbre. “Nosotras, junto con Iván, que es de los entrenadores que más planifica, yo creo que él ya tiene todo estructurado hasta París 2024, no hay día que se le pase, es muy metodológico, sabe mucho, toma las mejores decisiones deportivas, no nos cabe duda que también estamos por un buen camino”, finalizó.  

BUSCAN REPETIR ÉXITO

Si Ale Orozco y Gaby Agúndez le dieron una alegría a México con su medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no es por casualidad, la pareja en los sincronizados ha trabajado fuerte para conseguir los objetivos. La idea de cara a París 2024 es la misma, por lo que no hay tiempo que perder. La Serie Mundial de Montreal y el Campeonato del Mundo son los objetivos inmediatos. “La idea es ir en ambas, todo el ciclo olímpico que lo trabajamos y estuvimos juntas de la mano disfrutamos las series mundiales porque nos dieron mucho el entrenamiento para saber qué necesitábamos hacer o qué necesitábamos mejorar, cómo estábamos en nivel internacional para saber cómo apretar, por eso si nuestra idea es París 2024 tenemos que empezar con estas series para ir viendo qué posibilidades hay”, explicó Ale Orozco en entrevista con el ESTO. [gallery ids="584126"] La medalla de bronce cambió el panorama, el presente ciclo ofrece la oportunidad de mejorar lo hecho. Ambas se recuperan de sus respectivas lesiones, por lo que prefieren llevar las cosas con calma, sobre todo si se tiene en cuenta que el próximo año habrá Centroamericanos y Panamericanos. “Estamos empezando un proceso, con otra mentalidad, con muchas ganas, sabemos que este año es importante, pero el año fuerte es 2023, entonces de alguna manera estamos teniendo mucha paciencia en todos estos momentos de regresar a la alberca para no acelerarnos y que todo salga al revés a lo planeado”, cerró.  

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

 

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?