Con la tecnología de Google Traductor

20, febrero 2022 - 6:00

┃ Miguel Ángel Mujica

César Villaluz recordó cuando quedó inconsciente ante Toluca

MIGUEL ÁNGEL MÚJICA

FOTO: MEXSPORT

El Nemesio Díez ha sido considerado como un infierno por la forma en el que el Toluca avasallaba a sus rivales. La Bombonera vio múltiples rivales como víctimas y muy pocos le pudieron plantar cara. Y si no lo creen, aquí está la historia del cementero César Villaluz.

Cruz Azul está de luto. Muere Héctor Pulido, leyenda de la Máquina…

Cruz Azul, que hoy enfrenta a los Diablos por la tarde, fue uno de esos que no se dejó seducir por el Demonio. La Máquina, en la final del Apertura 2008, se metió con la convicción de llevarse el título y romper su malaria que, para ese entonces, era de poco más de 11 años.

La ida en el Azul se pintó de rojo, la vuelta iba a ser una batalla campal. Alejandro Vela y Julio César Domínguez hicieron soñar al pueblo cementero que todo aquel letargo se terminaría. Derrotaron, en tiempo regular, a un Toluca desaparecido. La prórroga era una realidad.

En aquel equipo cementero, que dirigía Benjamín Galindo, resaltaban canteranos azules como Yosgart Gutiérrez, Rogelio Chávez, Cata Domínguez y el talentoso César Villaluz.

APARECIÓ LA DESGRACIA

El juego avanzó y el reloj no se detuvo. Los penaltis eran inminentes cuando Villaluz quedó dentro del área, intentó amagar al experimentado José Manuel Cruzalta, cuando la desgracia llegó. El zaguero choricero arrolló a la promesa mexicana. Un golpe completamente fuera de lugar privó a César de mantenerse en la cancha. El árbitro Roberto García Orozco no pitó nada, pese a que toda la plantilla celeste se le fue encima.

Hernán Cristante se acercó a ver a su rival. De inmediato entraron las asistencias para sacar del terreno de juego a un Villaluz que no se veía nada bien. La concentración cruzazulina se fue por la borda. Los penaltis llegaron y Toluca celebró su noveno título de liga.

¿QUÉ HUBIESE PASADO SI SE MARCABA PENALTI?

Las respuestas seguirán como misterio. El propio volante atendió a ESTO con el recuerdo del golpe fresco en su memoria. César comenzó con los recuerdos. “No recuerdo nada de la jugada, eso es lo más molesto para uno, el que te impidan competir por un campeonato, estar tan cerca, nosotros dentro de la cancha pensamos que se podía dar, el empate, la remontada, estábamos en nuestro mejor momento, estábamos sobre de ellos, cada oportunidad era de gol, sabíamos que en cualquier momento podía caer, esa sensación es la que te queda, poder haber conseguido algo con el club”, dijo al Diario de los Deportistas.

Villaluz se transportó justo al momento del impacto con el defensor choricero. “Sí, en ese momento yo no sentí nada, ni me acordaba de nada, no lo relacionaba con otro partido, yo recordaba hasta antes de tocar el balón, no sentí ni dolor ni nada, me ayudó para poder seguir normal, me quedé dormido, fue un sueño, desperté con unos golpes, eso sí, pero de ahí en fuera, todo bien, obviamente con el resultado, pues no quedas tranquilo, pero repito, no recuerdo nada”.

Nunca tuvo un rencor con José Manuel Cruzalta. “Ya después de ahí no tuvimos contacto, no nos tocó coincidir en la cancha, él jugaba y yo estaba en la banca o yo jugaba y él en la banca, ya no coincidimos dentro del terreno de juego. No, claro, uno sabe que es un deporte de contacto, en ese momento a mi me tocó la peor parte, es un deporte que dentro de la cancha se queda, cada quién da su mejor esfuerzo, ya fuera de la cancha es distinto”, aceptó.

El volante no olvida lo dulce que fue su carrera en La Noria. “Toda mi etapa fue buena, es una etapa que recuerdo con mucho cariño, no solamente cuando debuté desde fuerzas básicas, también cuando debuto fue una etapa muy buena, jugué varias finales, desafortunadamente no se pudieron dar, pero fueron momentos en donde el equipo estaba en los primeros planos, me ayudó para estar en todos los procesos de Selecciones, desde la menores hasta la mayor, prácticamente en ese momento, para mi, fue lo mejor.

“Como futbolista y joven, Cruz Azul era diferente, llegabas al club y la gente te quería, jugabas, la gente se te entregaba, te quería, era como un sueño hecho realidad, cada partido en el Azul era diferente, esperabas esa sensación, el equipo casi siempre era protagonista, con Liguillas, Finales, Concachampions, no tuve la oportunidad de jugar Libertadores, pero porque el equipo estaba en las finales con Concachampions, eso hablaba del buen desempeño del equipo”.

No lo dudó, se siente de sangre azul. “Sí, yo creo que sí, todo lo vivido, es algo que me marcó con cruz azul, es un cariño especial por todo lo que me dio y enseñó, fue toda una vida en Cruz Azul”.

FUTURO PROMETEDOR

Ahora, con vistas al futuro, se prepara para ser entrenador y, por qué no, en un futuro, volver a su amada Máquina. “Seguimos, terminé en Cancún el año pasado, estuve en un equipo de la UPSL, estoy haciendo el curso de entrenador, terminando la universidad, tratando de tener algo preparado para más adelante poder seguir en el futbol, pero ahora en la formación. Claro que me encantaría volver, uno nunca descarta eso, sobre todo porque es una institución que uno le tiene mucho cariño, que pudiera ser Cruz Azul sería fantástico, pero sabemos que esta es una profesión y debes de estar donde te requieran, aunque repito, sería fantástico volver a Cruz Azul”, dijo.

 

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí