Con la tecnología de Google Traductor

17, febrero 2022 - 11:25

┃ Paco G. Vilchis

erin jackson

PACO G. VILCHIS

FOTOS: EFE

Como una historia salida del cine, la de la estadounidense Erin Jackson durante los presentes Juegos Olímpicos de Beijing 2022, es digna de contarse, y es que sin pensarlo, se convirtió en campeona de rebote.

La presión acabó con la patinadora de 15 años, Kamila Valieva…

Líder del ránking mundial que competía en Pekín 2022 porque su compañera Brittany Bowe le cedió su plaza, obtuvo la medalla de oro en patinaje de velocidad 500 metros con un tiempo de 37.04 segundos. Por primera vez en la historia, una mujer de raza negra se llevó el metal dorado en esta prueba.

El antecedente más reciente arroja que su compatriota, Debra Thomas, se convirtió en Calgary 1988 en la primera afroamericana en conseguir una presea, la de bronce en patinaje artístico; mientras que en Salt Lake City 2002, Vonetta Flowers, en bobleigh, y Jarome Iginla, de Canadá, en hockey, habían sido las primeras mujeres de color raza negra en ganar el oro.

Dos décadas más tarde, la veloz Jackson sorprendió en un deporte que donde la raza negra no suele destacar. Erin cambió el patinaje en línea sobre ruedas para competir sobre hielo y con su sangre de atleta natural, en sólo unos meses se clasificó para Pyeongchang 2018, donde quedó en el sitio 24, pero siguió mejorando y de manera sorprendente hoy es la campeona olímpica.

De rebote y como cuento Jackson no la pasó bien en campeonatos de Estados Unidos, y de hecho no era parte de la Delegación de su país para estos Juegos Olímpicos, pero su compañera Brittany Bowe, que ya clasificada en otras distancias, le cedió su plaza en la prueba donde Erin hizo historia.

 

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí