13, febrero 2022 - 21:29

┃ José Ángel Rueda

MVP 1

Foto: Mark J. Rebilas | Reuter

Si la temporada ya había sido histórica para Cooper Kupp al ganar la triple corona, su actuación en el Super Bowl lo elevó al rango de leyenda. El receptor, como lo hizo siempre a lo largo del año, apareció en el momento más importante para anotar dos touchdowns ante los Bengals y darle a los Rams el segundo título de su historia. El número 10 de Los Ángeles fue elegido como el MVP del partido y suma un diamante más a su ya de por sí brillosa corona.

Sigue el minuto a minuto del duelo entre Rams y Bengals por el Vince Lombardi 

El partido de Cooper Kupp fue acorde a su rendimiento mostrado a lo largo de la campaña. El jugador de quinto año protagonizó la jugada más importante del encuentro, justo cuando las opciones se le agotaban a los Rams y Matthew Stafford comenzaba a estar contra las cuerdas. Cuando faltaba poco menos de minuto y medio, llegó el momento de gloria. El equipo de Los Ángeles perdía por cuatro, sin embargo, una buena serie ofensiva los llevó a la zona roja y ahí Kupp no perdonó. Más allá de la presión, el receptor fue capaz de conseguir algo de separación y pese a la marca logró hacer la recepción decisiva. Ahí los Carneros tomaron una ventaja que sería definitiva.

Antes, durante el segundo cuarto, Kuoo nuevamente mostró su capacidad, esa misma que ya en estos playoffs había sacado a los Rams de su letargo. El receptor logró liberarse de la marca y Stafford no tuvo problema en encontrarlo en la zona prometida con un pase de 11 yardas.

Tal vez te interese: ¡Matthew Stafford cumplió!Los Rams son campeones del Super Bowl LVI

Además de las anotaciones, Cooper Kupp fue fundamental en el desarrollo del juego, con esas escapadas que le permitieron a su equipo controlar las acciones, salvo el despiste del arranque de la segunda mitad. En ocho recepciones, Kupp finalizó con 92 yardas y dos touchdowns.

La buena actuación en el partido más importante del año se suma a lo hecho en la temporada, en la que consiguió la triple corona. El receptor finalizó como líder en recepciones, con 145, líder en yardas, con 1947, y líder en touchdowns, con 16.

El receptor de Los Ángeles también fue elegido en la reciente gala de los NFL Honors como el jugador ofensivo del año. Es decir, firmó una de las temporadas más memorables que se recuerdan para un jugador.

Al momento del reconocimiento del MVP del Super Bowl, la afición de los Rams le reconoció su esfuerzo, con ese grito de su apellido tan característico y que suena con fuerza cada vez que el receptor hace una jugada grande. Hoy lo volvió a hacer.

?Escucha nuestro podcast?