Con la tecnología de Google Traductor

12, febrero 2022 - 23:12

┃ Mariana González

America

Foto: Tomás Regueiro | Mexsport

En el duelo de sotaneros, las Águilas no perdonaron a los Guerreros y desde el Estadio Corona emprendieron su vuelo a Coapa llevándose su primera victoria de tres goles por dos y los tres puntos en la bolsa, dejando un partido con buenas sensaciones que tuvo a Bruno Valdez como villano y héroe de la noche.

La noche del sábado el Estadio Corona lució como no lo había hecho en los duelos anteriores: Guerreros y Águilas se enfrentaron con el claro objetivo de obtener su primera victoria del torneo, y los aficionados no desaprovecharon la oportunidad para ver este duelo cargado de buenas sensaciones.

Las acciones comenzaron a las 9:00 de la noche bajo las órdenes de Luis Enrique Santander. En las porterías se enfrentaron la joven promesa del futbol mexicano, Carlos Acevedo, y el experimentado Guillermo Ochoa; mientras que los atacantes más destacados en el 11 inicial de cada conjunto fueron el recién llegado a los Guerreros, Harold Preciado, y el exsantista Diego Valdés, quien piso por primera vez la cancha del Territorio Santos Modelo (TSM) con la camiseta amarilla.

Desde el arranque ambos equipos intentaron aventajarse en el marcador. Las Águilas fueron las primeras en meter la pelota entre las redes, pero para su mala fortuna lo hicieron en puerta propia cuando el defensa Bruno Valdez intentó sacar la pelota del área y termino por encajarla en su propio nido (11’). Sin embargo, el chileno Diego Valdés llegó un minuto después para remediar la situación aprovechando un centro de Mauro Lainez para conectar de cabeza y equilibrar la balanza. La ley del ex se aplicó de forma temprana.

Por su parte, la afición no decepcionó. En las gradas se vivió una gran fiesta con una excelente respuesta de asistentes, 18 mil 774 para ser exactos, dejándose ver un buen número de seguidores del cuadro dirigido por Santiago Solari, quien vivió el partido desde la zona de suplentes, por momentos, de forma tranquila, a comparación de Pedro Caixinha que en todo momento permaneció de pie dando instrucciones.

Todo parecía indicar que el primer tiempo iba a terminar con un empate por la mínima, pero apareció el capitán Matheus Doría para darle otra alegría a la afición luciéndose con un gol de cabeza que dejó sin posibilidades a Paco Memo (40’). Aunque otro que también se quedó sin capacidad de reacción fue Acevedo, luego de que Salvador Reyes descontó tras robar la redonda frente a la portería y poner otra vez el empate en la pizarra.

La segunda mitad tampoco decepcionó. Aunque ambos cuadros bajaron la intensidad mostrada en el arranque, las jugadas de peligro continuaron pero esta vez los de Solari pegaron primero poniendo el tercer tanto desde el manchón penal por parte de Bruno Valdez, quien borró el error cometido al principio con un excelente cobró (57’). A partir de ese momento, el duelo fue perdiendo lucidez.

El tiempo se agotaba para los de La Laguna, que no encontraban por dónde meter el tanto que les ayudara a rescatar al menos un empate. Mientras tanto, las Águilas comenzaban a despegar su vuelo y ver la luz en el camino, esa que los guiaría hacía los tres puntos en la Tabla General. Silbatazo final y victoria para los de Coapa.

Tal vez te interese: ¡Cruzazuleada! La Máquina dejó ir el liderato ante Necaxa

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí