Con la tecnología de Google Traductor

12, febrero 2022 - 21:15

┃ Rubén Beristáin

Necaxa

Foto: Oswaldo Figueroa

Cruz Azul no fue ‘ratonero’, así lo demostró esta vez. La Máquina tampoco cuidó su ventaja, incluso hizo cambios ofensivos y buscó el triunfo, sus mejores refuerzos tuvieron minutos, pero nada de eso le funcionó y quedó completamente electrocutada en el estadio Azteca. Necaxa se encargó de apagar los ánimos celestes y con una remontada en el último instante se llevó los tres puntos a Aguascalientes. 1-2 final.

Tal vez te interese: Chivas sucumbe en casa ante Tigres y vuelven las dudas sobre Michel Leaño

Los cementeros comenzaron el juego con un sólo propósito. El empate entre Puebla y Atlas, de un día anterior, dejó a Cruz Azul la oportunidad de alcanzar el primer lugar de la clasificación. Un triunfo ante unos Rayos con poca luz en el torneo era suficiente para cumplirlo. A pesar de eso, Reynoso guardó a sus mejores armas en el banquillo. Los refuerzos Christian Tabó, Iván Morales y Ángel Romero finalmente fueron convocados, pero el técnico optó por iniciar con la última alineación que le funcionó.

De arranque Necaxa fue el primero que avisó. Luis García se tomó confianza y disparó de muy lejos. El balón hizo un extraño y bajó en el momento exacto, pero pegó en el travesaño y después en el poste izquierdo. Corona vigiló con la mirada, se confió en que iba para afuera y de milagro se salvó.

La Máquina reaccionó. Una polémica surgió en el área. Escobar remató y la redonda pegó en la mano de Brian García. Los jugadores azules pidieron la marcación, pero el silbante ni se inmutó, tampoco apareció el VAR.

El juego siguió. Uriel Antuna quiso brillar con su acostumbrado desequilibrio y lo consiguió. El Brujo se escapó a velocidad y fue derribado por Idekel Domínguez. Ahora si, Yair Miranda señaló al manchón penal, en una decisión que también levantó diversas opiniones. Eso poco le importó a Juan Escobar. El defensa paraguayo demostró que sabe pegarle y venció a Malagón. Así festejó su reciente renovación de tres años más en México.

En el complemento hubo cambios en el equipo local. A pesar de tener el triunfo por la mínima diferencia, Reynoso mandó más ofensiva para incrementar la ventaja. Morales no tardó en mostrar su toque y dejó solo a Antuna, pero su remate pegó en el larguero.

Necaxa respondió. Nacho Rivero equivocó una salida de trámite. Giménez recuperó, el argentino disparó entre Aguilar y Cata, sólo unos cuantos centímetros por afuera. El equipo celeste se salvó una vez más.

Toda la renovada carrocería cementera tuvo ingreso. Tabó y Romero también hicieron su presentación, y a pesar de que mostraron sus habilidades, el marcador ya no se movió a su favor. Caso contrario a los Rayos, que no dejaron de presionar y lograron el empate en la agonía del partido. Después Aguirre logró la voltereta de forma increíble, que dejaron a la Máquina electrocutada y sin carga.

?Escucha nuestro podcast?