15, enero 2022 - 21:25

┃ Javier Juárez

Puebla sorprende a Tigres ¡Noche de terror en el Volcán!

BRIAN SALES FOTO: JOSÉ LUIS MELGAREJO | MEXSPORT   Tigres tiene un Talón de Aquiles, su criptonita. Puebla siempre es víctima contra ellos, sin embargo, sabe cómo hacer sufrir a un plantel que los supera en muchos millones de dólares. La Franja rompió quinielas y apuestas a montón. Nicolás Larcamón se metió al Volcán y lejos de quemarse terminó apagándolo. Te recomendamos: Atlas vence a San Luis gracias a un autogol Tigres cooperó para caer en su casa. Carlos Salcedo marcó un autogol y André-Pierre Gignac falló un penalti. Puebla terminó ileso. Un 0-2 inesperado. Larcamón debe ser el técnico más codiciado a corto plazo. Puebla no ha dejado de vender a sus figuras, primero a Santiago Ormeño, Omar Fernández y Chava Reyes, luego a Christian Tabó, pero no se nota en el campo, ese trabajo es de Nicolás. Tigres pudo irse al frente en dos ocasiones, pero un fuera de lugar de André-Pierre Gignac y una mala decisión de Luis Quiñones no le permitieron rugir a los locales.
RECIBE EN TU CORREO LA INFORMACIÓN MÁS DESTACADA DE LOS DEPORTES, ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!
Puebla nunca se sintió como víctima. La Franja sabe cómo jugarle a cualquiera. Los camoteros menearon el balón, se pararon bien atrás y desdoblaron rápido al frente. No existe una figura. Puebla base su éxito en juego de conjunto. Tigres con todos sus millones y jugadores internacionales no pudieron contra futbolistas que llegaron de la liga de ascenso como Memo Martínez o jóvenes con números de tres dígitos como el 198 de Alberto Herrera. El primer golpe lo dio Carlos Salcedo en su propia puerta. El Titán se despidió de Tigres a través de redes sociales horas antes del juego, Carlos habló de un último baile, pero se pisó a si mismo. Tigres apretó para no irse en desventaja al descanso, sin embargo, recibieron más daño. Emanuel Gularte fue derribado en el área por Luis Quiñones, el colombiano no supo cómo frenar al charrúa y terminó trompicándolo. https://twitter.com/LigaBBVAMX/status/1482526721119293441?s=20 Pablo Parra tomó el balón y lo puso lejos de Nahuel Guzmán. Puebla no atacó mucho, pero fue certero con los obsequios felinos. Como era de esperarse Miguel Herrera movió piezas. El Piojo sacó a Nicolás López y Florian Thauvin, el nivel del francés sigue bajo y los aficionados felinos se les agota la paciencia. Luis Rodríguez y Carlos Rodríguez fueron los que entraron al campo. El Chaka se fue a su eterno lado derecho y Javier Aquino se fue al frente. https://twitter.com/LigaBBVAMX/status/1482531471931883524?s=20

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

Tigres comenzó un vendaval de llegadas y centros. Los tiros de esquina subieron como la espuma. Hasta 10 hicieron los felinos, esa estadística reflejó cómo echaron para atrás a los poblanos. La jugada más clara fue un remate de André-Pierre Gignac que Antony Silva sacó con un guante en la línea. Santander corroboró con el VAR que el balón no entró. Puebla se acorazó y sacó los balones como pudo. Larcamón refrescó el campo con el ingreso de Kevin Ramírez. Las bancas estuvieron tensas, Nicolás atento a que no les hicieron daño, mientras que Miguel Herrera desesperado, el Piojo metió a todo su arsenal, sin embargo, el gol se les negaba. Sebastián Córdova fue otro jugador que salió y se fue abucheado. El canterano azulcrema no ha tenido un inicio fácil como jugador auriazul. https://twitter.com/LigaBBVAMX/status/1482541482968027136?s=20 Tigres pudo regresar a la pelea en la recta final del juego tras un penalti que le marcaron a Guido Pizarro. Esa era la última oportunidad, pero André-Pierre Gignac estrelló el balón en el poste. Tigres lo buscó, sin embargo, cayó por errores propios.   ?Escucha nuestro podcast?