Con la tecnología de Google Traductor

Mira

23, noviembre 2021 - 8:00

┃ Juan Antonio Dávalos

María es multimedallista olímpica

JUAN ANTONIO DÁVALOS 

FOTOS: ULISES BRAVO 

Después de que María del Rosario Espinoza no pudo participar en los Juegos Olímpicos de Tokio, la taekwondoín no piensa en el retiro. Le gustaría cumplir un ciclo olímpico más y estar en París 2024.

“Yo voy paso a paso, no quiero adelantarme a los hechos de decir ‘ya no quiero competir’, y tampoco quiero adelantarme a los hechos de ‘voy a París’”.

TE RECOMENDAMOS: El legado de María del Rosario Espinoza en Juegos Olímpicos

“Sé que no estoy al 100 por ciento físicamente en cuestión de mi cuerpo, pero creo que no llevo prisa, este ciclo olímpico iré paso a paso, sin apresurarme, sin comprometerme yo misma con eventos, con circunstancias, quiero ir ligera en este ciclo”.

“Si yo decido el día de mañana ya no continuar, quiero sentirme bien, sentirme satisfecha. Y si decido continuar y hacer mi ciclo para París, pues sentirme motivada, eso para mí es lo más importante”.

Aseguró estar contenta con lo hecho durante su carrera deportiva “pero me hubiera gustado hacer más, hubo muchos eventos en los cuales me tocó perder; me dolió pero al final fue un aprendizaje”.

Lamentó que en los pasados Juegos Olímpicos, los taekwondoínes Briseida Acosta y Carlos Sansores hayan quedado lejos de una medalla “el resultado no fue bueno pero al final tanto Carlos como Briseida hicieron un buen papel, se entregaron”.

“Los Juegos Olímpicos no son nada fácil pero a ellos le servirá de experiencia, y que vean que es un evento muy importante; si esta vez no lo lograron, se tienen que preparar al doble para conseguirlo”.

Agregó que, en caso de darle continuidad a los jóvenes deportistas, se podría tener una delegación fuerte para París “espero que muchos juveniles lleguen a dar el estirón para estar en Juegos Olímpicos porque ellos son el futuro del taekwondo mexicano”.

ORGULLOSA DE RECIBIR EL PREMIO NACIONAL DE DEPORTES 

Tres preseas olímpicas, además de ser multimedallista Mundial, Panamericana y Centroamericana fueron las cartas de presentación de María del Rosario Espinoza para que obtuviera el Premio Nacional de Deportes a la trayectoria deportiva.

A pesar de que ha recibido varios premios en su carrera, la deportista sinaloense está ilusionada de obtener el galardón que consiste en una medalla de oro, que se complementará con roseta y un monto económico de 796 mil 05 pesos.

“Me siento contenta, este premio significa mucho para mí, es un reconocimiento por parte de México al trabajo que he realizado, al esfuerzo, es un reconocimiento a lo que he conseguido, algo que agradezco mucho”.

Nacida en Guasave, Sinaloa el 29 de noviembre de 1987, María del Rosario conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, bronce en Londres 2012 y plata el Río de Janeiro 2016. 

Su primer logró lo obtuvo en 2003 cuando conquistó el Campeonato Panamericano Juvenil en Brasil, además de la Olimpiada Nacional y el Abierto de Alemania en 2004.

Será el tercer Premio Nacional del Deporte de la taekwondoín, los dos anteriores fueron al deporte no profesional (2008 y 2016). 

En visita a las instalaciones de ESTO, María del Rosario aceptó que no ha sido fácil representar al país en tres diferentes Juegos Olímpicos, y se quedó a un paso de participar en Tokio, pero fue eliminada tras caer en un combate con Briseida Acosta.

“No es nada fácil tener constancia, muchos deportistas solo van a unos Juegos e influyen varios factores; una parte complicada es el entorno, que uno no puede controlar, y el otro es el deseo, muchas veces te enfocas tanto en los Juegos Olímpicos que das todo, cuerpo y alma, subes un pico muy alto en todos los sentidos y repetirlo cuesta mucho trabajo. Muchas veces es doloroso y cansado”.

“Siempre tuve claro que era lo que yo quería desde un principio, antes de ir a Juegos y yo creo que eso es lo que me ha servido bastante en la cuestión de la motivación, al final el combustible de todos los deportistas es la motivación y eso es lo que me ha servido mucho, el tener claro el objetivo de lo que quiero”.

ADOLORIDA DE NO ASISTIR A TOKIO 

La triple medallista olímpica, María del Rosario Espinoza, aceptó que fue un momento doloroso cuando perdió la oportunidad de asistir a sus cuartos Juegos Olímpicos. En un combate que se realizó semanas antes de que se disputara la justa veraniega, cayó ante Briseida Acosta, lo que le impidió estar en Tokio.

“¡Claro que me dolió!, ¡claro que lo sentí!, al final así pasaron las cosas, he sentido más doloroso otras derrotas, por ejemplo, el quedar fuera de la primera ronda del Campeonato Mundial en Puebla en 2013”.

“Tokio era para mí una ilusión, algo importante, al final no se dio. Estoy contenta porque no es fácil hacer un cuarto ciclo olímpico por muchas circunstancias que venía arrastrando sobre todo de motivación, y el lograr levantarme fue un logro, me quedo contenta de lo que fue el ciclo de Tokio, con grandes satisfacciones, independientemente de que no fui a los Juegos Olímpicos, viví otras experiencias”.

La sinaloense tuvo la oportunidad de asistir a los Juegos Paralímpicos como auxiliar técnica del seleccionado mexicano de Parataekwondo, un momento que no olvidará.

“Cuando iba a salir no sentía tantos nervios como cuando iba a competir, pero es un compromiso con los chicos, quería que ellos escribieran su propia historia y fue divertido”.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

“Disfruté mucho más los Juegos Paralímpicos que en el convencional porque muchas veces cuando vas y estás enfocado en la competencia, no ves muchos detalles. En esta ocasión, iba relajada porque eran ellos los que competían, lo que yo les aconsejaba era que siempre estuvieran enfocados, que no se desenfocaran en cuestión de lo que pasaba en la Villa Paralímpica, en lo que hacían el resto de competidores”.

“Me sentí tan bien que hasta cosas mínimas como el alimentarme en el comedor lo disfruté porque en Juegos Olímpicos me cuidaba mucho de lo que comía, disfruté ver a Juan Diego ganar la medalla de oro, escuchar el himno nacional, me recordó mucho cuando fueron mis primeros Juegos Olímpicos”.

Agregó que, por ahora, no piensa en ser entrenadora nacional “solo quiero ser parte de una delegación, siempre es muy bonito, el ir a apoyar a México en unos Juegos Olímpicos o Paralímpicos, para mí es un sueño estar ahí”. 

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí