Con la tecnología de Google Traductor

Mira

11, septiembre 2021 - 13:39

┃ Jorge Briones

Arevalo-y-Olmos

Jorge Briones

FOTO: AL BELLO | AFP

No fue el debut soñado para Giuliana Olmos en una final de Grand Slam.

Un par de ‘games’ fuera de foco en cuestión de minutos le robó a la dupla conformada por la mexicana y el salvadoreño Marcelo Arévalo la posibilidad de soñar con el título de dobles mixtos en el Abierto de Estados Unidos 2021.

El Arthur Ashe Stadium fue testigo de la vuelta de un representante azteca en una final de Grand Slam luego de cuatro años de sequía, y al igual que en ese Roland Garros de 2017 con Santiago González, se tuvo que conformar con el subcampeonato.

El estado anímico lo es todo en el “deporte blanco” y por ahí pasó la clave del triunfo para la dupla integrada por la estadounidense Desirae Krawczyk y el británico Joe Salisbury, que cumplieron con su condición de segundos favoritos del evento al imponerse en sets corridos con parciales de 7-5 y 6-2.

Una hora y 14 minutos les tomó conseguir su primer título de Grand Slam, mientras que Gugu y Chelo tendrán que esperar.

Ambas duplas se plantaron con gran autoridad en la pista más grande de tenis a nivel mundial. Se hicieron fuertes con el servicio y limitaron los errores, esperando por una oportunidad con el resto que no llegó hasta el onceavo ‘game’.

Krawczyk y Salisbury aprovecharon su primer chance de quiebre y sacaron para set. En ese momento los latinoamericanos jugaron su mejor punto con el resto, generándose múltiples oportunidades de quiebre, pero no fueron capaces de hacerlas efectiva. Se les escapó el ‘tiebarek’ y con ello el set inicial.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

La desconcentración fue tal, llena de impotencia, que se prolongó por un ‘game’ más. Apenas en el primer punto del segundo set, volvieron a ceder el servicio y con ello sus oportunidades de ganar el US Open.

El británico y la estadounidense no mostraron fisuras en su turno de saque y le pusieron punto final con otro ‘break’ en el séptimo ‘game’.

Dejaron más de un tiro para el recuerdo, pero a Giuliana y Marcelo no les alcanzó para poner en predicamento el triunfo de los favoritos.

Ambos firmaron su mejor actuación dentro de un Grand Slam, y cada vez se acercan más al top-ten de dobles en su respectiva rama.

GIULIANA OLMOS SIN NADA QUE REPROCHARSE

La bandera de México se ondeó junto a la de Estados Unidos, Gran Bretaña y El Salvador en la pista central del US Open.

Minutos después de la celebración de la final de dobles mixtos en el último Grand Slam de la temporada, Giuliana Olmos y Marcelo Arévalo fueron condecorados por la organización del evento que les entregó su reconocimiento de subcampeones.

“Quiero agradecerles el apoyo a mis hermanas, es la primera final de Grand Slam sin nuestros padres, a mí esposo que voló esta semana (desde California), a los Troyanos de la Universidad de Sur de California, a toda la gente de que me apoyó”, manifestó la mazatleca en la pista del Arthur Ashe.

“Desde que era chiquita me trajeron mis padres y me pude mete a escondidas. Ahora pude hacer mi sueño realidad”, añadió en medio de la ovación que recibió por parte de los presentes.

Gugu reconoció que disfrutó el haber hecho mancuerna con el salvadoreño Marcelo Arévalo: “Me encantó jugar a su lado, acepté la invitación porque me inspira buena energía, me alienta mucho en la cancha. Ojalá podamos volver a jugar juntos”.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí