Con la tecnología de Google Traductor

Mira

5, septiembre 2021 - 20:08

┃ Rubén Beristáin

Orbelín Pineda

Rubén Beristáin

Foto: Adrian Macías | Mexsport

Paso a pasito. México camina lento, pero con mucho sufrimiento. Costa Rica no exigió en su campo y demostró que todavía no crece lo suficiente para competir. El Tricolor volvió a ganar y ya tiene seis de seis puntos, va invicto y líder en el Octagonal de la Concacaf. Un penalti de Orbelín Pineda fue suficiente, pero los del Tata siguen muy lejos de convencer. 0-1 final.

El camino rumbo a Qatar tuvo una parada obligada en el siempre complicado y hostil territorio tico. México no convenció ante Jamaica en la primera jornada y por eso el objetivo, aparte de los tres puntos, era dar una mejor versión de la mostrada en el estadio Azteca. Tata Martino lo supo, también quiso darle descanso a varios jugadores. Rotaciones necesarias, pero el mismo estilo de juego. Julio César Domínguez ocupó la lateral derecha, Andrés Guardado ingresó por Luis Romo; Carlos Rodríguez por Sebastián Córdova y Tecatito Corona entró al quite por Roberto Alvarado.

Costa Rica inició con la presión. Hacer respetar su casa era la obligación, por eso incomodaron de entrada. En ese intento de atacar, el equipo centroamericano perdió el balón y fue cuando los tricolores quisieron aprovechar. Los de nuestros país fueron verticales, inteligentes y más peligrosos que su rival. Funes Mori intentó un par de remates, que Keylor Navas contuvo de forma bastante sencilla. El portero del PSG enfrió todos los peligros sin exigirse.

Los costarricenses se vieron vulnerables en su propio campo, pero los mexicanos no se decidieron a meter la redonda. Alexis Vega fue uno de los más insistentes. El jugador de Chivas una vez más demostró que los colores nacionales le sientan bien, aunque no generó tanto peligro.

Del otro costado, no pudo ser otro. El histórico Bryan Ruiz probó a Guillermo Ochoa, sólo que el arquero americanista le impidió el festejo con una gran reacción.

El duelo de guardianes siguió. El Mellizo tuvo la más clara, Oscar Duarte perdió la posesión y el máximo anotador de Rayados quedó en posición inmejorable, pero anunció tanto su derechazo que Navas adivinó. El naturalizado mexicano perdonó.

El Tricolor siguió con la posesión. Andrés Guardado intentó con varios centros. Uno de ellos estuvo cerca de ser rematado por Funes, pero el delantero fue detenido. Lo que parecía un penalti, el VAR no pudo confirmarlo. En las eliminatorias de Concacaf, el video arbitraje no existe por falta de tecnología. Eso impidió algo más.

Costa Rica se desesperó y ensució el juego. Francisco Calvo trabó con la rodilla a Vega. El futbolista del Rebaño Sagrado se retorció del dolor, el tobillo derecho fue el afectado y no pudo seguir.

Las barridas sucias y las entradas a destiempo continuaron. Esa fue la llave para que México abriera el marcador. El Principito fue derribado en el área y el silbante marcó penalti. El recién ingresado Orbelín Pineda tomó el balón y lo colocó en el fondo con demasiada maestría . El Maguito no se intimidó y hasta bailó. Un Navas, de talla internacional, no supo por donde lo venció el de Cruz Azul. Ventaja merecida.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

En el complemento, la visita bajó de revoluciones y empezó con equivocaciones. Eso le dio confianza a los costarricenses y adelantaron, pero estuvieron muy lejos del empate, con todo y el ingreso del conocido Joel Campbell.

México sobrellevó las acciones, dominó y jugó con la desesperación de Costa Rica. Los aztecas tuvieron para liquidar y evitar un sufrimiento innecesario, pero Henry Martín no tuvo ninguna, tampoco el Piojo Alvarado pudo hacer algo distinto.

El Tricolor ganó de visita y continúa como líder del Octagonal, pero no convence.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí