Con la tecnología de Google Traductor

Mira

2, septiembre 2021 - 0:20

┃ José Ángel Rueda

Don Adán recibe todos los días el ESTO en su casa

JOSÉ ÁNGEL RUEDA

FOTOS: MARTÍN MONTIEL 

Diario lo espera, por fuerza de costumbre. Serán las 8:30 de la mañana cuando Don Adán Domínguez echa a volar el instinto, entonces suenan los golpeteos en la puerta y afuera de su casa ya está el voceador, con el ESTO y La Prensa en las manos. Los periódicos le llegan aún con el olor de la tinta y así, como si fuera el café que alborota los sentidos, comienza el día.  “Me vienen a dejar el periódico a mi casa, por aquí hay un señor que desde hace tiempo viene y me lo deja temprano. Le compro La Prensa y el ESTO. Está muy cerca donde venden el periódico, aquí, a media cuadra. Para mí es muy importante tener la información, el día que no compro el ESTO ando desesperado, porque ahí encuentro buena información. Todo eso para mí es importante, el ESTO me ha ayudado a tener toda la información de los deportes, por eso me gusta comprar este periódico”.

TE RECOMENDAMOS: ESTO: El evangelio en Sepia, por Juan Villoro

Ya son poco más de 50 años los que tiene Don Adán de leer todos los días el Diario de los Deportistas. Es la complicidad que habita en las cosas más cotidianas. La tradición viene de lejos, allá por finales de los sesenta, cuando unos años después de haber llegado a la capital, encontró en las páginas de un diario la reverberación de su pasión por los deportes.  “Yo tenía dos hermanos, uno compraba La Prensa, y mi hermano Jesús compraba el Ovaciones, yo el ESTO. Me llamó la atención mucho porque es deportivo, más que nada, trae de todos los deportes. La Prensa y el Ovaciones traían de espectáculos, y yo lo veía también, así que había que leer las tres cosas, pero para mí los deportes son lo máximo, así que yo me dediqué a comprar el ESTO”, dice, mientras las memorias de los días en los que practicó futbol, futbol americano, beisbol, basquetbol, voleibol y hasta frontón, se desbordan. “Jugué poquito de todos, pero los jugué”.

TAMBIÉN PUEDES LEER: El ESTO y los momentos felices, nuestra historia contada por José Ángel Rueda

Por aquel entonces, la nostalgia de su tierra lo hacía buscar a sus Diablos Rojos del Toluca en las páginas en sepia. “Tengo yo algunos recortes del periódico de ese tiempo, del año 1974. Soy toluqueño y le voy al Toluca, y tengo todas las fotografías del equipo. Hago los recortes del periódico”. Si por Don Adán fuera, tendría un cuartito destinado para ellos, pero el espacio no alcanza para tanto recuerdo. “Los tengo metidos en una caja, no hay un lugar donde los pueda tener uno, algo así como un saloncito donde pueda tener uno las fotografías, pero gracias a Dios seguimos aquí y seguimos comprando”.

La mente de Don Adán es ágil. Evoca los nombres con facilidad, como si un periódico interno se abriera entero en su mente. Hay una portada que se la sabe de memoria, es la del campeonato de Toluca, en 1974. “Es una portada donde fue campeón el Toluca, tengo el periódico completo, lo tengo guardado en una caja. La que más recuerdo fue la del año 1974, cuando fue campeón, que Ítalo Estupiñán metió el gol de cabeza y con ese se coronó en el año 74”.

TE RECOMENDAMOS: Don Nacho Trelles y el ESTO, un mismo camino

Eran los años de las crónicas de Nacho Matus, de los partidos narrados a través de la palabra escrita. Por aquel entonces Don Adán se había quedado cerca de jugar en un equipo de Primera División, hasta fue a Jasso para probarse en las fuerzas básicas de La Máquina. Jugaba de extremo izquierdo, pero una fractura le frustró el sueño. La época irremediablemente está ligada con su afición al periódico ESTO, la sensación de tener en sus manos lo vertiginoso del tiempo. “Las épocas de comprar el periódico son bonitas, ya trae uno la tradición y sigue uno con esas leyendas del futbol y todos los deportes, el ESTO viene completo, trae de todo, toda la información, también trae espectáculos, no trae de los fantasmas o de los muertos, eso no lo trae, sólo cuando fallece un futbolista, pero en materia deportiva trae todo”, dice con asombro.

El ESTO es parte del acervo cultural del país: Fernando Schwartz

El ESTO está en las páginas de la familia de Geo González

Toño Moreno, un adicto al ESTO

Christian Martinoli recuerda la tinta sepia del ESTO en sus manos

Para Marion Reimers el ESTO es nostalgia y respeto

ESTO, referente del periodismo deportivo: Roberto Gómez Junco

Francisco Javier González, viejo Amigo del ESTO

ESTO marcó el camino del periodismo deportivo: David Faitelson

80 años son muy pocos para el ESTO: Heriberto Murrieta

?Escucha nuestro podcast?

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí