11, julio 2021 - 22:04

┃ Carlos Mayorga

Copa Oro

Brian Sales Foto: Cortesía |@USMNT Los de las barras y las estrellas no fascinaron a sus seguidores, pero ganaron en su debut dentro de la Copa Oro. Un gol tempranero del lateral Sam Vines fue suficiente para vencer a unos haitianos que lo intentaron, pero que les faltó talento en la última zona para concretar sus opciones, 1-0 final, De esta forma, Estados Unidos arrancó el torneo con el pie derecho, aunque dejó muchas dudas. Por su parte, Haití deberá apretar el acelerador si no quiere rezagarse dentro de su grupo.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

El partido inició con una dosis de locura. Tanto Estados Unidos como Haití, intentaron abrir el marcador rápido, aunque fueron los locales los que más cerca se quedaron de lograr su cometido. En un tiro libre, Zardes se encontró el balón dentro del área, pero su volea se estrelló en el travesaño. En el contrarremate, el portero Bryan Silvestre se exigió al máximo y rechazó el peligro. Los haitianos también estuvieron cerca de capitalizar un contragolpe, pero no lograron ponerse de acuerdo para el penúltimo toque y perdieron su oportunidad. A la jugada siguiente, Sam Vines apareció dentro del área, a segundo poste, y remató sin marca para adelantar a su equipo en el debut dentro de la Copa Oro. La respuesta más clara llegó de nueva cuenta por un contragolpe. Derrick Etienne desaprovechó las más clara de su equipo dentro del área. Probó de pierna izquierda, pero el balón pego en las redes por fuera. El diez se llevó las manos a la cabeza, pero dejó ir la opción más relevante para poder igualar los cartones en la casa del Kansas City. Ya en la parte complementaria, Gioacchini desperdició una oportunidad clara tras un tiro de esquina. La mala marca de los centroamericanos dejó solo al suplente de Arriola. No logró darle dirección a su cabezazo y el balón pasó desviado de la meta de Sylvestre. Fue el mismo Gioacchini el que estrelló un balón en el poste, cuando, tras una pared, intentó colocar su disparo al segundo poste. Fue tanto el cálculo que hizo, que tardó y erró. El travesaño decidió que el balón no entrara a la portería. Ya con una evidente frustración, el norteamericano se llevó las manos a la cabeza y no lo podía creer. Tras la lluvia de cambios, Busio tuvo una opción más en sus botines para ampliar la ventaja. De nueva cuenta, el portero Brian Sylvestre estuvo atento en la línea de gol y evitó la caída de su arco ante la ovación de toda la afición. Conforme se acercó la recta final del cotejo, la frustración se apoderó de los haitianos, quienes no volvieron a tener más opciones claras. No hubo tiempo para más. El reloj agotó su paciencia y Haití se quedó con ganas de poder llegar más al arco de Estados Unidos. Los locales se quedaron con las tres unidades, mientras que los centroamericanos deberán mejorar en sus siguientes cotejos para soñar con avanzar. México decepciona y empata con Trinidad y Tobago en su debut en Copa Oro

CANADÁ GOLEÓ A MARTINICA

POR RUBÉN BERISTÁIN Canadá vivió un momento muy dulce en su debut en la Copa Oro 2021. La selección norteamericana no tuvo problemas y a medio gas venció con facilidad a Martinica. Los caribeños intentaron complicar, fueron combativos, pero no fueron rival. 4-1 final. La actividad del Grupo B dio inicio en Kansas City. El favorito Canadá debutó ante la débil, pero siempre incómoda Martinica. Tal y como se esperaba en el guión, los de la hoja de maple fueron amplios dominadores desde el principio, aunque con un juego muy cortado. El conjunto del Caribe, en su afán de sobresalir en las acciones, se dedicó a golpear. Los norteamericanos no se quedaron atrás y respondieron. El silbante salvadoreño puso orden con un par de amonestaciones, desde ese momento ambos conjuntos se pusieron a jugar. Los martinicanos sorprendieron. Su falta de calidad técnica y táctica, fue compensada con mucha voluntad y un espíritu combativo al pelear cada balón a muerte. De esa forma llegó su ventaja. Mark Kaye se confió y perdió la posesión. El error fue aprovechado por Emmanuel Riviere. El atacante del Crotone de Italia festejó, y tal fue su sorpresa que ni siquiera supo cómo hacerlo. El primer gol de la Copa Oro fue de Martinica. Canadá no esperaba algo parecido. Ir abajo en el marcador no lo tenía presupuestado, sin embargo, su reacción fue inmediata. En diez minutos concretaron la voltereta con tres goles sin respuesta. En un tiro de esquina, Cyle Larin, del Besiktas de Turquía, se levantó y emparejó con un cabezazo, ante una tardía salida del portero Meslien Gilles. Una jugada después, Tajon Buchanan hizo lo que quiso por el costado izquierdo. El centro cayó en la posición exacta de Jonathan Osorio. El descendiente colombiano sólo tuvo que empujarla a la red. Los vestidos de blanco dominaron a placer. El tercero no tardó y fue hecho por un viejo conocido. Stephen Eustaquio, con paso en Cruz Azul hace dos años, recibió de forma cómoda y cruzó su disparo que concretó su celebración. En el complemento, los pupilos de John Herdman tomaron las cosas con aparente calma. Con la ventaja a su favor, sólo sobrellevaron las acciones, no apretaron por volver a marcar, esa fue la sensación. Lucas Cavallini, recordado por su pasado en Puebla, ingresó en la ofensiva maple e hizo algo distinto. Cerca del final recuperó un balón que parecía perdido y la puso en el área. El del Wolverhampton y compañero de Raúl Jiménez, Theo Cobernau, puso el cuarto y definitivo. Así Canadá debutó con triunfo y confirmó su favoritismo en su sector, Martinica fue la víctima perfecta. ?Escucha nuestro podcast