18, abril 2021 - 14:49

┃ EFE

edson-campon-copa-holanda

FOTO: @EdsonAlvarez19
El Ajax derramó sangre, sudor y lágrimas para imponerse al Vitesse en la final de la Copa de Países Bajos gracias a un gol en el tiempo añadido del brasileño David Neres, que salió en los últimos minutos. El título supone un alivio para los hombres de Erik ten Hag, que se despidieron esta semana de la Liga Europa tras caer eliminados ante el Roma.
Recibe toda la información deportiva en tu celular, envía ALTA y suscríbete a nuestro newsletter en WhatsApp
  En la final de este domingo fueron superiores en todo momento y se adelantaron gracias a un gol de Gravenberch, pero los de Arnhem empataron poco después. En la segunda parte, el Ajax estableció un claro dominio de la posesión, dejando sin opciones al cuarto clasificado en la Eredivisie. El partido comenzó con el Vitesse metido en su área con cinco defensas, a la espera de sorprender al contraataque. El Ajax rondaba el área contraria, aunque fueron los de Arnhem quienes tuvieron las dos primeras ocasiones con disparos de Tannane y Broja, ambas a base de jugadas rápidas que necesitaron la intervención del portero Stekelenburg. El primer tanto llegó en el minuto 23. Antony dos Santos recibió un excelente pase interior de Klaassen y, de un toque, colgó la pelota al área pequeña buscando la cabeza de Sébastien Haller. El marfileño rozó el esférico, que fue a parar a las botas de Gravenberch, que fusiló al portero de volea. El internacional neerlandés, de 18 años, se convirtió así en el jugador más joven en marcar en una final de Copa desde 1981. Parecía que la final sería un paseo para el Ajax, pues Klaassen estuvo a punto de hacer el segundo pocos minutos después, en un latigazo que detuvo el portero Remko Pasveer, uno de los mejores de su equipo. Sin embargo, un error de Lisandro Martínez propició el empate. El argentino no acertó al intentar cortar un pase en profundidad, el delantero Armando Broja le ganó la espalda y se adentró hasta el área por el lado derecho, donde cedió la pelota a Lois Openda para que éste rematase a placer. El tanto envalentonó al Ajax, que disfrutó de un par de buenas ocasiones en las botas de Dusan Tadic y Antony dos Santos, pero el encuentro se fue al descanso con las tablas en el marcador. En la segunda parte, el Vitesse lo intentó a base de jugadas a balón parado, mientras que el líder de la Eredivisie construyó desde atrás y ejerció un mayor dominio del juego. Dos Santos estuvo a punto de sorprender con un disparo de rosca con la zurda que se fue a pocos centímetros de un palo. Luego, Gravenberch desaprovechó un rebote que le cayó en los pies con un chut demasiado flojo. El siguiente en intentarlo fue Martínez con una buena jugada, pues avanzó más de veinte metros en solitario antes de buscar puerta, pero el guardameta del Vitesse atajó la pelota sin problemas.
RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ
La última media hora fue un monólogo del Ajax, con un Vitesse embotellado atrás, sin capacidad para armar un contraataque y que se quedó con un hombre menos a partir del minuto 86. Una patada a destiempo de Jacob Rasmussen a Antony dos Santos para parar un peligroso ataque le valió al futbolista danés la expulsión. Ten Hag puso a Neres por dos Santos en un cambio providencial. En el tiempo añadido, la defensa del Vitesse no acertó a despejar un centro de Gravenberch, Haller cabeceó el esférico en dirección a Neres y el brasileño, que no llevaba ni cuatro minutos en el campo, remató totalmente solo al fondo de la red. La locura se desató entre los futbolistas del Ajax, que lo celebraron en el banquillo con el resto de la plantilla. ?Escucha nuestro podcast?