31, enero 2021 - 22:04

┃ Yael Rueda

EDGE

La advertencia que Edge lanzó en la semana previa a Royal Rumble se cumplió. El canadiense dejó claro que venía para recuperar algo que nunca perdió, una clara alusión al Campeonato Mundial Pesado y para ello debía ganar la batalla real. No fueron palabras, lo cumplió. El luchador de 47 años aguantó todo el combate, fue el primero en ingresar al cuadrilátero y ahora se perfila para enfrentar a Drew McIntyre por el Campeonato de la WWE en la Wrestlemania 37. La rivalidad que Edge y Randy Orton dejaron pendiente encontró un nuevo escenario en el Royal Rumble, los dos luchadores fueron los primeros en entrar al cuadrilátero y se olvidaron completamente de las reglas del combate y se dieron con todo debajo del encordado. Conforme ingresaron más luchadores, Randy Orton se alió con ellos para atacar a la super estrella categoría R, pero Edge supo sobreponerse y llevó la contienda a la zona de los narradores, donde aplicó un DDT sobre la mesa y Orton terminó lesionado de una rodilla. Enfrentarse a su otrora amigo le salió caro al asesino de leyendas. Uno de los regresos más importantes fue el de Christian, el “capitán carisma” sobrevivió buena parte de la lucha y apoyó a su amigo Edge durante buena parte de la contienda, especialmente cuando entre los dos eliminaron a Braun Strowman, aunque un empujón de Seth Rollins terminó con Christian fuera del encordado. Cuando parecía que Edge había ganado, apareció Randy Orton, sin embargo, la estrella cateroía R supo sortearlo y lo lanzó fuera del cuadrilátero para asegurar la victoria y su presencia en Wrestlemania. El Campeonato Universal no cambió de manos en la lucha semifinal del evento. Roman Reigns se mantuvo como “el último hombre en pie” y derrotó a Kevin Owens en un combate que emocionó a propios y extraños por la cantidad de los castigos usados. Luego de unos minutos en el ring, el “perrote mayor” llevó la lucha hacia las tribunas y desde lo alto logró lanzar a Owens hacia el abismo. No conforme con ello, los gladiadores terminaron en la zona de ringside, donde Reigns atropelló, literalmente, al retador. El samoano utilizó uno de los carritos para mover la utilería y arrolló a Owens. KO se recuperó y llevó la contienda a su favor, incluso logró la balanza luego de lanzarse desde la plataforma de otro carrito, el mortal hacia el frente fue certero, aunque no suficiente para vencer al campeón. En los instantes finales, Owens esposó a Roman Reigns en una torre de luces y cuando parecía que la cuenta del réferi llegaría a 9, el perrote jaló al árbitro y lo hizo estrellarse con la escenografía para ganar un poco de tiempo. Paul Heyman llegó para ayudar a su cliente a quitarse las esposas y con una llave al cuello dejó a Kevin Owens inconsciente, por lo que retuvo el oro. En el Royal Rumble Femenino, Bianca Belair se convirtió en la nueva ganadora del Royal Rumble, la luchadora entró al cuadrilátero en el tercer turno y sobrevivió hasta quedar mano a mano con Rhea Ripley en los momentos finales de la batalla. La de Knoxville soportó todos los embates e incluso eliminó a Bayley, Natalia y Rhea Ripley, además, en conjunto con la otra finalista echaron del cuadrilátero a Charlotte Flair. Uno de los momentos curiosos que se dio durante la contienda fue la presencia de R-Truth, quien era perseguido por varios luchadores que buscan el Campeonato 24/7, sin embargo, en el propio ring se encontró a una enemiga no esperada, Alicia Fox lo venció y durante la batalla se convirtió en la nueva monarca, sin embargo, al momento de su eliminación, Turth aprovechó para recuperar su cinturón. En la primera batalla de la noche, Drew McIntyre retuvo el Campeonato de la WWE en una batalla que duró apenas unos minutos ante Goldberg. Aunque el miembro del Salón de la Fama intentó aplicar sus mejores castigos, las lanzas y una Jackhammer no fueron suficientes para vencer al psicópata escocés. ?Escucha nuestro podcast?