9, diciembre 2020 - 20:08

┃ Abril Villegas

Paola Longoria

Una de las deportistas que ha mantenido su nivel deportivo, a pesar de los estragos que ha causado la pandemia del Covid-19, como por ejemplo, la inactividad, es Paola Longoria López, que hace tres días logró su título 106 del Ladies Professional Racquetball Tour (LPRT), en Kansas, Estados Unidos, esto luego de nueve meses sin competir, por lo que su exitoso regreso en singles fue descrito por ella misma como “emocionante y lleno de adrenalina”. Compartió a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), que el reciente torneo fue complicado, debido a que las 33 jugadoras que reunió el evento, llegaron con las mismas ansias y deseo de competir, pero su motivación, que al final fue la clave para hacerse del campeonato, fue seguir manteniéndose como la número uno de la disciplina. “Estoy feliz. Después de nueve meses que no competía, siempre va a ser una motivación regresar a cancha, sí tenía nervios, porque no sabía si iba a regresar en buen nivel competitivo como el que traía antes de la pandemia, ya que mi último torneo fue en marzo, pero todo salió super bien; estuve entrenando, quizá no con la misma intensidad, pero en cuanto a las posibilidades, seguí manteniéndome en forma y busqué incrementar más el entrenamiento en cancha estos meses que estuve fuera." Golf: Habrá dos mexicanas en el Abierto de Estados Unidos “Fue un torneo complicado, todas las jugadoras llegaron con la adrenalina de competir, pero gracias a Dios logré el título 106, aunque era complicado mantener la motivación y la preparación al 100 por ciento por la situación del Covid-19. Cuando dieron luz verde para el torneo, busqué llegar en las mejores condiciones, siempre con la motivación de seguir como la número uno, sacar la mejor versión mí y salir adelante ante las adversidades. Creo que llegó en un momento importante para cerrar el año con actividad y con motivación para el siguiente”, dijo. “Estaba demasiado emocionada, parecía que era mi primer torneo cuando recién empezaba a jugar”, dijo la raquetbolista, además, detalló sobre el manejo de las emociones, el cual, fue fundamental conforme fue avanzando de ronda, ya que fue de menos a más, pues el hecho de llegar como la favorita, es decir, la jugadora a vencer, implica mayor presión, pero también significó para ella, “una motivación extra”, esto en cualquier torneo. ?Escucha nuestro podcast?