22, octubre 2020 - 20:53

┃ Miguel Ángel Mujica

Captura de Pantalla 2020-10-22 a la(s) 20.51.11

FOTOS: NAYELI SOLORIO | EL SOL DE LA LAGUNA Torreón.- La velocidad que mostró en Oaxaca, la destreza que lo caracterizó en Veracruz, el sigilo que lo llevó a Ciudad de México, las complicaciones en Morelia, la confirmación en Guanajuato y la tranquilidad de Durango se cristalizaron en Torreón. Ricardo Cordero y su copiloto Marco Hernández no tuvieron competencia y se llevaron la Carrera Panamericana por segundo año consecutivo y tercero en la historia. ¡La Pana tiene dueño y es el Malditillo! La emoción no quedó de lado en el rostro del binomio Cordero-Hernández; ambos subieron al podio como si fuese la primera vez. Los Damiron, segundos; y la pareja de Gabriel Pérez y Angélica Fuentes, terceros, sólo engalanaron al victorioso Cordero, quien junto a Ari Vatanen, al rallista más ganador de historia, le pusieron un sello final a la competencia 2020. Ricardo y Marco decidieron cerrar la última etapa de forma discreta. El Malditillo recorrió el transcurso desde Durango hasta Torreón con solidez en sus llantas y seguridad tras el volante.
Un Studebaker 1934, el modelo más viejo, pero rápido, de la Carrera Panamericana
Cordero y Hernández soportaron la presión de Hilaire y Laura Damiron en los últimos momentos. El francés y la brasileña apretaron el acelerador hasta el final, aunque la falla técnica en Guanajuato terminó por costarles por completo la carrera, pues se impusieron en dos de los siete destinos que recorrió la Pana, algo definitivo ante la perfección del campeón.
El vocho más rápido del país corre en la Carrera Panamericana
Al igual que los dueños del Studebaker Champion 1954, Gabriel Pérez y Angélica Fuentes se tuvieron que conformar con el tercer sitio. El problema en la caja que les privó participar en el Espinazo del Diablo y el tramo moreliano, les costó, pero sí se pudieron meter en la foto del podio. Tanto los terceros, como los segundos, tomaron la característica champagne para celebrar. Angélica sacudió la suya, mientras Laura bañaba al campeón, los confetis invadieron el escenario en la Plaza Mayor de Torreón, donde Cordero confirmó su dominio como piloto en la Panamericana.

LOS ESPERA

Tras la victoria, Ricardo Cordero charló con ESTO. El potosino se notó tranquilo y emocionado a la vez. Retador, anticipó que volverá el próximo año a la Panamericana para buscar el tricampeonato y cuarto título en su historia. “Muy emocionado, contento, con ganas de que este día no acabe. No podíamos decirnos campeones hasta llegar aquí y lo logramos. Decirle a todos que se preparen, que el próximo año volveremos con ganas de llevarnos la tercera Pana consecutiva y cuarta para nosotros, ojalá se nos dé”, dijo. Aceptó la complicación en los últimos tramos, aunque fue el nerviosismo el que le jugaba una mala pasada. “Es que es muy complicado, la verdad que en los últimos kilómetros estábamos muy nerviosos y con ganas de que acabara. Llegando y pasando el marco, por fin me sentí tranquilo, sabía que la Pana ya era de Marco y mía”, afirmó.
Carrera Panamericana: Laura y Hilaire, la pareja que desafía las pistas
La emoción lo invadió. “Ahora sí, ya podemos decirlo, somos campeones y somos los mejores de esta edición”, remató al Diario de los Deportistas. ?Escucha nuestro Podcast de la semana ?