26, septiembre 2020 - 14:17

┃ Rubén Beristáin

America-femenil

Foto: Mexsport

América consiguió un resultado histórico en la Liga MX Femenil. Las azulcremas perforaron ocho veces las redes de Mazatlán y así lograron su marcador más holgado como local, el segundo mejor de su corta historia en Liga.

Liga MX Femenil: Cruz Azul se reunió con la nueva administración

El poderío de las Águilas destrozó a la peor defensiva del Guardianes 2020 y a unas sinaloenses que no pudieron arrebatarles nada. Con una lluvia de goles y buen futbol, dieron un golpe de autoridad, retomaron el vuelo en el torneo, donde ya marchan como sublíderes. 8-0 final.

Ambos conjuntos hicieron modificaciones de inicio en la Cancha Centenario de Coapa. Las Águilas para dar descanso a varias de sus jugadoras principales y las Bucaneras con el propósito de buscar algo diferente en su estilo de juego. El cambio que más sorprendió por la visita fue en la portería. Mariana Zárraga fue suplente y en su lugar apareció María Tarango, pero la cancerbera debutante en el torneo no la pasó nada bien y el cambio del técnico Miguel Hernández salió contraproducente.

La peor defensa del torneo sufrió de inmediato y no pudo con el poderío americanista. En un lapso de 30 minutos, América marcó cuatro veces seguidas y sin ningún tipo de respuesta por el conjunto morado.

El juego se pintó muy rápido de amarillo.

Mazatlán llegó con esperanza a la capital, pero las azulcremas se encargaron de hacer añicos esa ilusión apenas a los 38 segundos. El primero fue obra de Dalia Molina, quien vivió su primera titularidad y se estrenó como goleadora. De forma poca ortodoxa, la delantera envió la redonda al fondo.

El doblete de Molina llegó instantes después. Su cómplice ideal fue Montserrat Hernández con su séptima asistencia en el certamen gracias a un centro preciso y perfecto, que techó a toda la zaga visitante.

En tres minutos, las Águilas aumentaron su cuota por partida doble. Verónica Pérez aprovechó el nerviosismo y poca actividad de la portera.

América bajó de revoluciones y las cañoneras no bajaron los brazos. La única opción peligrosa que tuvieron estuvo en los pies de Magaly Cortés, quien levantó la vista desde mediocampo, observó a la portera local fuera de su zona y golpeó la de gajos con mucho rencor. Renata Masciarelli, reaccionó, recorrió hacía atrás y con las uñas apagó el peligro en su meta.

El complemento regaló cuatro goles más y varias futbolistas americanistas hasta se estrenaron como anotadoras.

Daniela Espinosa marcó su doblete desde los once pasos, que significó su tanto 51 como azulcrema y así se convirtió en la máxima anotadora en la corta historia de la institución femenil.

El festín siguió. Eva González, Montserrat Hernández marcaron el sexto y séptimo de forma continua.

La presión no cedió, las Águilas siguieron con el vuelo alto y Zaira Moreno, con apenas 17 años, se animó y con un zapatazo puso el octavo en la cuenta contra las sinaloenses.

Las Bucaneras se hundieron, nunca pudieron ser rival y regresaron a Mazatlán con la bolsa llena y el orgullo herido.

Escucha nuestro Podcast de la semana ?