24, septiembre 2020 - 23:12

┃ Rubén Beristáin

Captura de Pantalla 2020-09-24 a la(s) 23.02.05

La crisis de Toluca no para. Los Diablos Rojos se olvidaron de ganar en el Guard1anes 2020 y con muchos aprietos y debido a diversas fallas de los Tuzos, rescataron un empate en la Bella Airosa ante Pachuca, que los tiene con seis partidos consecutivos sin victoria y con peligro de salir de zona de repechaje. El punto para los escarlatas sirve de poco, aunque será de oxígeno puro para el técnico José Manuel de la Torre, al menos por una semana más. 0-0 final. Pachuca inició con cambios en su esquema. Rodrigo Salinas regreso a la defensa y Víctor Guzmán vivió su segunda titularidad. Por su parte, Toluca presentó cinco variantes. Gastón Sauro, William da Silva y Alan Medina fueron las modificaciones del Chepo de la Torre. El técnico buscó otra fórmula en la Bella Airosa. Los Tuzos quisieron aprovecharse de un diablo urgido, pero los visitantes no se dejaron. Toluca se mostró motivado, con renovada cara y un ánimo inquebrantable por romper su mala racha en el torneo. Fue así como los escarlatas le pusieron emoción al juego. Michael Estrada fue quien mostró algo distinto en el Huracán. Un centro de Diego González le cayó al ecuatoriano, pero no supo definir. El rebote fue doble, Carlos Cisneros y el propio González tuvieron a placer el marco sin el portero Oscar Ustari, pero el balón no entró a la red tuza. Los primeros instantes de los hidalguenses no fueron los mejores, no se sintieron cómodos con la presión roja, pero finalmente lograron adueñarse de la redonda. Pachuca puso orden a las acciones, tuvo más presencia ofensiva y buscó en todo momento la explosividad de Felipe Pardo. El colombiano se comportó como un auténtico demonio, sus intenciones de festejar ante su exequipo fueron evidentes, pero la fortuna nunca le sonrió y le faltó calidad en el último toque. En el complemento tampoco hubo mucha claridad frente al marco, por ninguno de los dos equipos. Los porteros Oscar Ustari y Luis García salvaron los pocos embates cerca de sus metas. Pachuca presionó, buscaron por cada costado y estuvieron cerca de su recompensa. El silbante Fernando Hernández interpretó una jugada como penalti y lo marcó a favor de los locales, pero el videoarbitraje le cambió su decisión. Los minutos pasaron, pero ni Diablos ni Tuzos pudieron romper con la paridad.  

ESCUCHA NUESTRO PODCAST ESTO|La nueva generación de mariscales de campo en la NFL