22, septiembre 2020 - 20:05

┃ Brian Sales

Eijzlu7XgAUPBVE

Foto: @CITEC_Futbol Las opciones de gol no fueron muchas, pero Mineros fue quien aprovechó. Tuvo que venir desde el banquillo la llave del gol. Casi en el último suspiro del partido, cuando parecía que ambos equipos se conformaban con la igualada, apareció Juan Calero con una volea dentro del área para definir el partido. El Tepa ya no tuvo reacción y acabó frustrado por una polémica jugada de penal previo a la anotación, 1-0 final. Con este marcador, Mineros regresó a los primeros planos, mientras que la visita se quedó con las ganas de sumar.

ESCUCHA NUESTRO PODCAST ESTO|La nueva generación de mariscales de campo en la NFL

Los dos equipos se mostraron demasiado respeto en el inicio del cotejo. Mientras que Mineros, al ser local, tuvo la posesión del balón, no así las primeras opciones de gol. Fue Tepatitlán el que, a la contra, encontró profundidad por las bandas, aunque sin mucho peligro. El cotejo se llenó de faltas bajo el potente sol del Carlos Vega Vellalva. Juan Angulo fue el hombre más desequilibrante por parte de la visita. Sus constantes sprints y desbordes se convirtieron en un dolor de cabeza para la zaga local, la cual sólo con faltas lo pudo frenar. Las opciones de peligro por parte de Mineros llegaron a balón parado, pero Moisés Hipólito no estuvo fino y sus remates pasaron siempre por encima del arco del arquero Andrés Sánchez. Tras la pausa de hidratación, al cotejo no le pasó nada. Para el complemento vino la lluvia de cambios, lo que le dio más dinamismo al partido, aunque se tardó en llegar el invitado de honor. Atlante cierra su preparación para el juego contra Tapatío Luego de una jugada polémica de un posible penal a favor del Tepatitlán, Juan Calero, quien ingresó desde el banquillo, remató un centro con una volea y la mandó a guardar. Todo Mineros festejó en un abrazo, mientras que la visita se le fue encima al árbitro por su polémica decisión previa a la anotación. No hubo tiempo para una reacción, por lo que los de Zacatecas se quedaron con las tres unidades.