8, mayo 2020 - 12:00

┃ Brian Sales

Captura de Pantalla 2020-05-08 a la(s) 1.58.56

Para hablar de Chivas hay muchas voces autorizadas, pero pocos como Héctor Reynoso, canterano campeón que logró alzar la copa en la Bombonera ante el Toluca, por allá de 2006. Para él, los colores rojo y blanco son todo en la vida. Hoy, en un aniversario más del Club Deportivo Guadalajara, es consciente de que la Liga MX y el balompié nacional jamás serían lo mismo si el Rebaño Sagrado no existiera.

 

“Tiene uno muy importante. Es un equipo que, por su tradición e historia, le da vida a cada torneo y a cada jornada, así como hay otro clubes que ya son grandes. Si no existieran, no habría rivalidad y esa pasión de los aficionados. También ayuda a los equipos que no tienen tanta tradición para querer ganar siempre que se miden. Chivas lleva la batuta en ese aspecto”, cuenta, en charla exclusiva con el ESTO.

 

Para él, el hecho de haber vestido la casaca del club rojiblanco significó todo en la vida. Ser jugador de Chivas modificó su historia y lo marcó. La ideología que tiene la institución obliga al jugador a esforzarse por ser mejor, situación que no sucede con otros clubes de la Liga MX y que lo orilló a superarse desde que era pequeño.

 

“Viviré siempre agradecido con la institución, con este gran equipo, porque me permitió cumplir un sueño al debutar y defender esos colores por algún tiempo. Me cambió al vida y la forma de ver las cosas. En Chivas, al ser puro mexicano, los valores toman otro volumen y otra importancia, ya que debe de ser un ejemplo ante la sociedad, niños y chavos. Muchos quieren saber de ti y eso te hace estar comprometido día a día”, explica.

 

Pese a que ya pasaron casi 14 años, Reynoso recuerda cuáles fueron las claves que les dieron el título ante Toluca. Una mezcla de jugadores ganadores, experimentados y canteranos con hambre de triunfo fue la que les otorgó la copa en el ya lejano 2006.

 

“Muchas cosas que se complementaron, como la llegada de varios jugadores que habían hecho cosas importantes en otros clubes, como Santana, Pineda y el “Bofo”. Además de una camada de jugadores grandes que no habían conseguido un título, como Ramón Morales y Oswaldo Sánchez. Sumado a que éramos una camada de jóvenes de las fuerzas básicas que seguimos el liderazgo. Imperó el deseo de dejar huella en el club”, señala con nostalgia.

Ese título que levantaron poco después de las 3 de la tarde en 2006, fue lo que más significó en la carrera de Héctor Reynoso, quien también pasó por equipos como Leones Negros Veracruz y un breve periodo en la Selección Mexicana

 

“El campeonato fue algo que visualicé desde que estaba en fuerzas básicas. Siempre tuve en mente el ser campeón con ese equipo. Eso cambió mi vida en lo profesional y en lo personal, porque me dio a conocer como futbolista en los libros de la historia de la institución. Luego viví otras cosas importantes como la Libertadores y otra final, pero ese título fue lo máximo que me tocó vivir”, narra con euforia.

 

Hoy, Chivas festeja 114 años de historia, misma que, según Reynoso, la construyeron grandes ex jugadores, pero sobretodo la afición. El ex defensor central asimila a la parcialidad rojiblanca como la máxima responsable de hacer al club grande, por lo que los felicita.

 

“Felicidades. Felicitarlos por seguir a este equipo tan tradicional y mexicano, que además representa al pueblo. Así nos lo hicieron saber desde la primera vez que usé la playera en fuerzas básicas. Espero, ahora como aficionado, que con el apoyo y la lealtad se puedan festejar más cosas. Este club es grande y lo será para toda la vida por la afición. Vamos a pasar un montón de directivos y jugadores, pero este equipo va a  ser grande por la afición”, remata.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ