31, marzo 2020 - 12:21

┃ ESTO en línea

Captura de Pantalla 2020-03-29 a la(s) 23.21.34

POR OSIRIS MÉNDEZ Aunque en su momento se anunció que la pelea entre Jackie Nava y Mariana Juárez estaba proyectada para el próximo 9 de mayo, la peleadora tijuanense prevé un cambio de fecha ante la contingencia sanitaria por la que se atraviesa a nivel mundial debido al fuerte brote por Covid-19. En charla vía telefónica con el Diario de los Deportistas desde su natal Tijuana, la púgil fronteriza señaló que ve difícil que esta fecha se mantenga y pese a que los promotores no le han comentado sobre un posible aplazamiento, considera que lo mejor sería reprogramarla. De entrada, Puebla, que era la sede donde apuntaba este pleito, de acuerdo a lo que había adelantado Guillermo Brito,  director operativo de la empresa Zanfer, ya no lo será ante las cancelaciones de distintos eventos hasta nuevo aviso. “Hasta el momento no hay movimientos en la fecha, pero yo lo veo muy probable que se llegue a mover por lo que está pasando”, señaló la apodada “Princesa Azteca”, quien añadió que “en lo personal podría ser una buena opción que se cambie (la fecha), hay mucha preocupación, la gente también en este momento la está pasando mal en la parte económica, creo que todo eso llevaría a los promotores a mover la fecha. Uno qué más quisiera que todo esto pase pronto”. No obstante, su plan de trabajo se centra hacia el 9 de mayo y en caso de que se mueva su pleito, ya tiene visualizado los ajustes que haría a su preparación. “Sabemos que si en esta semana nos dicen que pelearemos otro día, debemos ajustar la preparación, pero habría tiempo para incluso llegar mejor”, indicó. [gallery ids="474872"] Sobre la sede, comentó que “ya no será Puebla, quedó descartada por la situación de que se cancelaron muchas fechas y parece ser que están buscando otro lugar; Cancún podría ser, pero en este momento todo está en al aire, yo tengo que seguir preparándome y trabajar para esta pelea”. Respecto al trabajo que hace en el gimnasio, relató que nunca antes había vivido una situación como la que ocurre actualmente. “Me toca ir al gimnasio por las tardes, pero ya casi no hay nadie, solo estoy yo y mi equipo a esa hora para tratar de tener el menor contacto posible. Nunca había vivido algo así, pero en este momento la salud es lo más importante”, remarcó. Apuntó que su deseo es conquistar el cinturón Diamante del WBC, esperando que también esté en juego el título gallo que ostenta la “Barbie”. “Yo quiero los dos cinturones, para mí los dos son importantes, no nada más uno. Pero no sé ella por qué motivo no quiere exponer su título; esa vez dijo que porque no di el peso (gallo) en mi última pelea, pero eso a ella no debe preocuparle, que se haga por los dos campeonatos”, finalizó. RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ