26, marzo 2020 - 8:59

┃ EFE

lajud

El guardameta de los Xolos de Tijuana del fútbol mexicano, Gibran Lajud, confesó este jueves a Efe que una de las prohibiciones principales de su directiva ante el COVID-19 es no cruzar el paso fronterizo con Estados Unidos. Tijuana, sede del equipo Xolos se encuentra pegada a San Diego, Estados Unidos, uno de los países con mayor número de contagiados por el coronavirus. Según el portero, también se restringieron los accesos en los cruces fronterizos y garitas como acuerdo de ambas naciones para evitar propagaciones. "Prohibieron entrenamientos, hace una semana nos citaron y nos dieron recomendaciones de quedarnos en casa y no cruzar la frontera por precaución. Es un atractivo siempre ir a Estados Unidos desde Tijuana pero por ahora es mejor esperar", dijo. San Diego es un punto de diversión, esparcimiento y consumo entre los jugadores de Xolos y ciudadanos de Tijuana. Sin embargo, Lajud concuerda que lo prioritario es mantener la calma y paciencia hasta que pase la pandemia. "Es duro el cortar el ritmo de vida, sobre todo porque San Diego ofrece atracciones y puntos turísticos que de igual forma se encuentran cerrados, así que aquí o allá la situación tiene que pasar por la fortaleza de todos de salir adelante", añadió. Lajud, que pertenece al equipo Tijuana desde hace seis años, confiesa que suspira por volver a las canchas aunque entiende que las cosas deben desenvolverse a favor de la salud mundial para retomar su trabajo. "Nuestro trabajo es maravilloso y ahora se resiente su ausencia. Recuerdo nuestro último partido en el que ganamos a Pachuca y ahora es complicado pero esto no lo debemos afrontar como futbolistas, sino como ciudadanos y ayudar en lo que nos corresponda", señaló. Pidió el guardameta poner la mejor mentalidad para enfrentar el encierro en casa hasta que la pandemia de Covid-19 permita volver a las actividades. Por lo pronto, se mantiene en su hogar entrenando bajo los ejercicios que puede realizar. "Es complejo llevar una sesión de entrenamiento constante y exigente. En mi casa tengo algunos aparatos de gimnasio para hacer fuerza y en el tema de la portería una máquina que me lanza balones para estar en movimiento. No es lo mismo, pero al menos me mantengo en actividad", comentó.