13, marzo 2020 - 1:42

┃ Jesse Villalpando

ARRANCADA

FOTOS: GERARDO GARCÍA Y ÉDGAR CAMACHO El son del mariachi y el elegante galope de un trío de caballos bailarines, dieron pauta para que el Rally Guanajuato México, en su décima séptima edición, encendiera motores.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Como cada año la cita fue en la emblemática Alhóndiga de Granaditas, que se iluminó en toda su extensión y se contagió de todo el folclor que ofrece nuestro territorio nacional. En el previo retumbó el “Cielito Lindo” y otras canciones de dominio popular que provocaron que los decibeles se incrementaran. Desde la glorieta de “Los Pastitos”, hasta la explanada de la Alhóndiga, los amantes al deporte motor, en este caso del rallismo, se hicieron presentes con la bandera tricolor en mano, el típico sombrero de charro, pero también aparecieron los lábaros de otros países como Francia, Bélgica, Finlandia, España y hasta la Gran Bretaña, esto en alusión a los diferentes pilotos que forman parte del Campeonato Mundial de Rallies. [gallery ids="472234"] Fue minutos antes de las 8 de la noche cuando comenzó el acto protocolario y la bienvenida a la tercera ronda del WRC estuvo a cargo de Juan Suberville, presidente del Rally México y quien en esta ocasión estuvo acompañado por el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, así como por algunos de los alcaldes de las ciudades involucradas en este evento. Llegaron las notas del Himno Nacional Mexicano y enseguida, la pirotecnia que fue el marco perfecto para recibir al piloto de casa, Benito Guerra Jr., el campeón mundial de producción (PWRC) en 2012 y que ahora busca conquistar el título de la categoría WRC3, a bordo del Skoda Fabia R5 y llevando como navegante al español Dani Cue. “Es grandioso estar en Guanajuato, recibir el apoyo de toda la gente, ganamos aquí el WRC2 del año pasado y estamos motivados, vamos a darle con todo”, dijo Guerra Jr. [gallery ids="472235"] Tras salir de la rampa principal y quemar llanta frente a su gente, Benito tomó la salida de la primera callejera guanajuatense de 1.12 kilómetros, la cual por cierto, en esta edición se recorrió un par de ocasiones. Por detrás de Guerra vino el ídolo de los X-Games, el norteamericano Ken Block, quien lució una sonrisa de oreja a oreja al volante del Ford Escort Cosworth y después el joven Oliver Solberg, vástago de la leyenda Petter Solberg. ▶️ MAPA: Así frenó el coronavirus al deporte El primer World Rally Car en rampa fue el i20 Coupé del español Dani Sordo, le siguió Gus Greensmith, Teemu Suninen, el campeón mundial Ott Tanak, pero sin lugar a dudas, la ovación de la noche fue para el cinco veces monarca en terracerías “guanajuas”, el francés Sebastien Ogier, quien ahora en Toyota, buscará igualar la marca de seis victorias que obtuvo en esta prueba su paisano Sebastien Loeb. ¿Lo logrará Ogier?