15, febrero 2020 - 14:03

┃ Rubén Beristáin

Santi-Giménez

Santiago Giménez aprovecha las circunstancias en Cruz Azul y responde a las expectativas en el ataque cementero, a pesar de contar con sólo 18 años. A su llegada a Guadalajara fue uno de los hombres más buscados por la afición cementera que radica en la Perla Tapatía. En el hotel donde se hospedaron ya lo esperaban Ernesto e Ivanna, una pequeña de tres años que tiene como ídolo a Santi y quería una fotografía con el hijo del Chaco. Fueron cuatro horas de espera, el camión que transportó a los jugadores cementeros arribó y de inmediato fueron en búsqueda del joven. Primero abordaron al técnico Robert Siboldi y le regalaron una playera, el uruguayo agradeció el gesto con una sonrisa. Entre el tumulto, no encontraron al canterano celeste y la niña rompió en llanto. El menor de los Giménez se enteró y solicitó ayuda a través de su red social para encontrarlos e invitarlos a una reunión con el equipo e incluso hasta la cuenta oficial de La Máquina colaboró con la búsqueda. "Hola Santiago, soy el papá de Ivanna. No tuvimos suerte para tomarnos la foto contigo, todo fue muy rápido cuando llegaron y ya estabas adentro del lobby, mi hija te gritó, pero ya no nos escuchaste. Te deseamos mucha suerte en el partido", escribió Ernesto Jara Nuñez, en su red social, acompañado de una fotografía con su pequeña hija. El sueño de Ivanna se hizo realidad. Hoy por la tarde conoció a su ídolo y la institución cementera lo dio a conocer. Con esa motivación, Santiago será titular esta noche y buscará su tercer gol en el torneo y, sobre todo, responder la confianza que han depositado en él.