8, febrero 2020 - 21:28

┃ ESTO

tri-femenil

POR YAEL RUEDA FOTOS: OSWALDO MARTÍNEZ El sueño se convirtió en una pesadilla. México anhelaba su pase a los Juegos Olímpicos, sin embargo, dos duras derrotas ante Canadá y Estados Unidos devolvieron a la realidad a la escuadra nacional, por ende, las mandaron de regreso a casa. Los pasillos aeroportuarios contrastaron con el arribo del Tricolor Femenil. En la puerta de llegadas todo era algarabía. Flores y globos adornaron el lugar e hicieron un momento especial para los familiares que se reencontraron luego de días o semanas. Los besos y abrazos estuvieron a la orden del día, todo a fuego lento, como dicta el reencuentro. La contraparte fue gris, en demasía. Apenas cuatro jugadoras del combinado nacional hicieron el viaje de regreso a casa, el resto rompió filas en suelo norteamericano. [gallery ids="467814"] Entre las que llegaron a la capital de la República Mexicana se encontró Cecilia Santiago, la cancerbera del PSV Eindhoven, quien no vio acción durante el torneo tendrá un par de días para ver a su familia y luego regresará a Holanda. A pesar de ser una referente de la escuadra verde, la portera fue mesurada y no dio declaración alguna. La eliminación en el Preolímpico caló hondo. Kenti Robles y Karla Nieto, jugadoras del Atlético de Madrid y Pachuca, respectivamente, salieron en completo silencio, con el rostro desencajado por el fracaso. Algunas playeras verdes se hicieron presentes en el lugar. Fueron las menos, un par de muchachitas que aprovecharon para tomar la selfie del recuerdo con las ídolas mexicanas. [gallery ids="467815"] Instantes después, el cuerpo técnico encabezado por Christopher Cuéllar saltó a escena. El entrenador nacional se limitó a decir que "no puedo hablar". No hubo más, a pesar de los cuestionamientos sobre la eliminación y sobre su futuro en el cargo, este último estará sujeto a la revisión que se hagan en las altas esferas de la Selección Mexicana.  ‘Travieso’ Arce y ‘Kochulito’ Montiel se enganchan en redes sociales Las protagonistas de la escuadra tricolor comenzaron a dispersarse por los pasillos aeroportuarios y la persecución al director técnico se detuvó. El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México volvió a su cause natural. Por sus pasillos pasó el Tricolor Femenil, igual que en el Preolímpico, sin gloria alguna.