23, diciembre 2019 - 20:00

┃ ESTO

5210302a-d298-4735-a43c-ad207e9c1d86

POR: Alejandro Alfaro

Foto: Oswaldo Figueroa

La mañana del lunes en la capital se vivió diferente. No importó que fuera un día laboral y el comienzo de una nueva semana, el ambiente finalista se respiró de lleno. La muestra fue la respuesta de los aficionados al llamado de su equipo. La gente pidió un entrenamiento a puerta abierta en las redes sociales y América les respondió.

Las puertas del Coloso de Santa Úrsula se abrieron desde las 9:00 hrs, aunque desde antes ya había decenas de personas a la espera de ingresar a las tribunas para manifestar su respaldo a las Águilas de cara a una nueva final por el título de la Liga MX.

El frío se dejó sentir con fuerza, pero ni eso ahuyentó a los hinchas, que bien abrigados estaban listos para cantar por su escuadra.

Pasadas las 10:30 hrs, el plantel americanista saltó a la cancha y la fiesta comenzó. Una cortina de humo en tonos azulcremas salió desde las barras detrás de la portería al mismo tiempo que banderas gigantes con el escudo de la institución fueron desplegadas.
“Vamos América, que el domingo tenemos que ganar” y “Queremos otra copa” fueron las consignas que la hinchada milloneta lanzó a sus jugadores.

También hubo tiempo para los reconocimientos individuales. La gente cobijó a sus ídolos al corear el nombre de cada uno de los del plantel, además, aprovecharon para pedirle a Guido Rodríguez que no se fuera al cantar “Guido no se va, no se va, Guido no se va”, esto ante la posibilidad de que el argentino emigre al futbol de Europa al acabar la temporada.

Edson Álvarez fue el invitado de lujo en el entrenamiento del América

A la hora del interescuadras, los futbolistas se divirtieron bajo la mirada de Miguel Herrera. Las posiciones se improvisaron, ya que Guillermo Ochoa hizo de centro delantero, Paul Aguilar de portero, lo mismo que Nicolás Benedetti. Los aficionados se emocionaron y gritaron oles y goles de los suyos.