17, diciembre 2019 - 23:38

┃ Rubén Beristáin

nota-allison

El eterno suplente de Jesús Corona tomó una de las decisiones más dolorosas en su carrera y decidió salir del club de sus amores. Guillermo Allison, a sus 29 años de edad, se cansó de vivir en el banquillo y a partir de ahora buscará nuevos horizontes. A su llegada a la capital, después de todavía hacer pretemporada con Cruz Azul, el portero se sinceró y admitió que pidió salir para buscar una nueva oportunidad en el futbol mexicano, a pesar de tener contrato vigente con la institución cementera, el cual culmina hasta el Clausura 2021. "Hablé con la directiva y pedí salir, quiero buscar un lugar donde pueda tener mayor regularidad y ganar algo, quiero jugar un torneo completo. Me encantaría ir a un lugar donde pueda competir y ganarme un lugar. Hay algunas opciones, pero tengo que ver qué me conviene a mí y mi familia", admitió. Fue en el Apertura 2013 cuando Memo tuvo un debut tardío, pero soñado en el estadio Nemesio Diez contra Toluca. Guillermo realizó una parada espectacular de último minuto y fue el responsable de otorgarle la victoria a los cementeros. La afición se ilusionó con su actuación, pero poco a poco todo se convirtió en críticas. El canterano celeste vivió a la sombra de Chuy por 13 torneos consecutivos y nunca pudo arrebatarle la titularidad. En seis años y medio, sólo disputó 16 partidos de Liga y fue el Apertura 2015, con Tomás Boy en el banquillo, su torneo más productivo en cuanto a minutos. Su época más gloriosa la vivió a finales del 2018 con el estratega Pedro Caixinha. El portugués confío en él y La Máquina se coronó en la Copa MX con Allison como cancerbero titular. "Me voy tranquilo, el tiempo que he estado acá ha sido maravillo. Jugar para un club grande y representarlo ha sido espectacular. Llevo 14 años y medio en el club, desde que tengo 15, me voy contento. Si se llega a dar no me dolería salir", remató.