9, octubre 2019 - 12:21

┃ Javier Juárez

Miguel-Herrera

Foto: Ramón Romero No hubo perdón ni favores. Miguel Herrera tiene la sanción que merece. ¿Merecía algo más severo?, tal vez, pero el reglamento actual manda. Íñigo Riestra, en su papel de secretario general de la Federación Mexicana de Futbol, habló de los tres juegos de castigo que recibió el “Piojo” por parte de la Comisión Disciplinaria luego de insultar al árbitro Marco Antonio Ortiz en los pasillos del estadio Azteca. ¿Perdonaron a Miguel? No: “En el caso de las desafortunadas declaraciones de Miguel Herrera, ya fue juzgado por la Comisión Disciplinaria con sus propios reglamentos, se emitió un comunicado explicando la sanción. Todo esto nos sirve para de cara al futuro poder analizar que mejoras y cambios podemos hacer”, dijo Riestra. Íñigo insistió en su respuesta, el “Piojo” recibió lo justo, sin embargo, en el futuro pueden venir castigos más severos: “A Miguel se le sancionó conforme a los reglamentos vigentes, a partir del cambio de reglamentación, estamos analizando muchos ajustes, seremos enfáticos, buscaremos la manera de incrementar las penas”, aseguró. ESTÁ ARREPENTIDO Miguel, en vídeo y directamente con la Comisión Disciplinaria, ofreció sus disculpas: “Lo que no vamos a hacer es castigar alguien por una mala reacción, estamos en contra de la reacción, se habló con Miguel, él está arrepentido. Al final del día la Disciplinaria castigó con los elementos que tenía para castigar”, recalcó el directivo. CASTIGOS MÁS FUERTES Riestra insistió en no pasar por alto lo acontecido en el Azteca: “¿Vamos a modificar o tratar de estudiar los reglamentos para poner castigos más severos?, sí, por supuesto”, confirmó Íñigo. Andrés Guardado podría llegar a la MLS