7, octubre 2019 - 17:24

┃ ESTO

nota.garcia

REDACCIÓN Y AGENCIA Como injusta y un acto de venganza calificó la gimnasta Elsa García su exclusión del all around del Campeonato Mundial de Stuttgart, motivo por el cual no pudo buscar su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en lo individual, ni contribuir en todos los aparatos a las aspiraciones de clasificación olímpica por equipos. Al ser inscrita como reserva en las barras asimétricas, aparato donde Elsa García obtuvo recientemente la medalla de plata en la Copa del Mundo de Portugal y es reconocida como una de las mejores del orbe, solo pudo participar en 3 de 4 aparatos oficiales y con ello quedar marginada de pelear el pase olímpico individual. La decisión tomada por los entrenadores franceses Eric Demay y su esposa Cecile Demay, respaldada por la técnica Aída Moran y la Federación Mexicana de Gimnasia, lo atribuyen a las diferencias personales que han tenido con el programa de sobrecarga de los técnicos extranjeros así como con su entrenador Antonio Barraza, en campamentos nacionales y esta gira en el extranjero. ELSA GARCÍA Esta es la opinión de la gimnasta: “Quiero resaltar la injusticia que se dio en contra mía por parte de los Coordinadores Técnicos franceses Eric y Cecile Demay, respaldados por la @fedmex_gimnasia, En donde me quitaron la posibilidad de pelear por una plaza olímpica a través del All Around. “Me quitaron del aparato de Barras Asimétricas, en el cual venía de ganar una medalla de plata en la Copa del Mundo de Guimarães, Portugal. Todo por una venganza personal por yo pelear para que me acompañara mi entrenador a estas competencias. Este mes fuera de casa fue de los más difíciles a los que me he enfrentado, soportando maltratos físicos, verbales y psicológicos. La idea era lastimarme con cargas de entrenamiento innecesarias y lograr romperme psicológicamente para tenerme fuera de competencia. “Si no hablé antes fue por las amenazas de que mi lugar estaba en duda si yo hacía notar estos maltratos. No puedo creer que esto pase en mi país. La indignación es muy grande. Solo estoy agradecida de que por fin puedo hablar sin temor”.