13, septiembre 2019 - 23:28

┃ ESTO en línea

tibu

Foto: Luis Garduño

POR VIOLETA ALVA

CRÓNICA

Veracruz.- En viernes 13 las maldiciones no se rompen. Cruz Azul y Veracruz querían derrumbar su maldición, pero ni con toda la buena vibra de estrenar técnico pudieron quitarse su abominación, 0-0 final. La Máquina no avanzó ni con conductor nuevo y para colmo empató con el peor equipo en la historia del futbol mexicano. Ya son 35 juegos del Tiburón Rojo sin victoria. ¡Qué horror de partido! EL JUEGO Con los regresos a la titularidad de Rafael Baca y Martín Cauteruccio, La Máquina intentó arrollar al alicaído Tiburón. Robert Dante Siboldi no especuló y metió lo mejor que tenía disponible en el campo. Apenas unos minutos de arrancado el encuentro, Méndez tuvo la primea de peligro. Édgar no pudo controlar el balón y lo mandó desviado. En una segunda jugada de La Máquina, Caute intentó controlar en el manchón penalti. El charrúa perdió el balón con la zaga. El rebote le quedó al “Piojo” Alvarado, quien la mandó al fondo aunque el silbante anuló el tanto por posición adelantada. Bryan Carrasco tuvo su oportunidad de adelantar a los Tiburones. El chileno disparó, pero Jesús Corona estuvo atento atrás. El dominio capitalino fue total. El cambio de bríos benefició a la plantilla celeste y eso se notó en el campo. Yotún se tuvo confianza y lanzó un disparo de larga distancia. Jurado tuvo problemas para evitar el peligro, aunque controló con sus aletas. La visita siguió con la presión. El “Piojo” Alvarado probó a Jurado con un tiro de media distancia. El guardameta jarocho escupió el esférico y éste pegó en la cabeza de Caute. De nueva cuenta apareció el joven arquero para evitar la anotación. Veracruz intentó con sus limitantes. Lozoya buscó por el costado izquierdo, entró al área y lanzó un tiro muy suave al arco de Corona. Chuy, sin problemas se quedó con el esférico. En el descanso, el Tiburón afiló el diente y regresó al complemento con mucha más fuerza. Lozoya dominó la banda izquierda y por ese lado generó gran peligro. Los rebotes fueron cazados por el depredador del mar. Alvarado fue tibio en la marca y salió lastimado. Los jarochos presionaron. Veracruz olfateó el peligro en la cabaña de Corona y no se detuvo. Reyna, Villalva y compañía lo intentaron una y otra vez. Chuy le puso una corona a su actuación luego de un tiro libre de Reyna. Corona se estiró y tapó un disparo que iba al ángulo. Siboldi le dio minutos a Elías y Angulo. Ambos se ahogaron en la marea alta jarocha. La presión fue constante del lado azul. López Zarza le metió calidad al medio campo con el “Flaco” Peñalba. También afiló los dientes de su escualo con Iván Santillán. El “Polaco” Menéndez se relamía las fauces, aunque se quedó con las ganas de entrar. Fue el inca el que tuvo la más clara. Santillán se comió una pelota, pese a que Reyna se la pedía solito en el centro del área. Lichnovsky llegó correcto para evitar la anotación. El acecho fue constante. Veracruz quiso, buscó, pero el gol nunca cayó. No hubo más en el puerto, Cruz Azul y Veracruz, ni siquiera en viernes 13, se olvidan de sus maldiciones. ¡Horripilante!

ACCIONES