Con la tecnología de Google Traductor

10, septiembre 2019 - 18:29

┃ ESTO

Gerardo-Martino

El invicto del “Tata” Martino está en peligro. El Tricolor, luego de 11 juegos sin caer, tiene su prueba de fuego frente a Argentina.

La albiceleste es hasta ahora el rival de más calibre al que se ha topado el Tricolor, no está Messi, sin embargo, los sudamericanos cuentan con varias figuras más.

Hace poco, a finales del 2018, el cuadro azteca se enfrentó en dos ocasiones al cuadro dirigido por Lionel Scaloni y los resultados fueron adversos. México, en ese entonces guiado por Ricardo Ferretti, cayó 2-0 en ambos cotejos, uno realizado Córdoba y otro Mendoza.

El juego en el Alamodome tiene tintes de revancha, en suelo neutral y con el apoyo de los paisanos. El resultado puede ser otro a los que se obtuvieron en territorio argentino.

México viene de vencer con gran futbol a Estados Unidos 3-0, el clásico de la Concacaf volvió a ser de los verdes.

El desempeño del equipo azteca en Nueva Jersey fue bueno, los verdes fueron contundentes y atrás sólidos. Javier Hernández, Jesús Manuel Corona, Hirving Lozano y Héctor Herrera regresaron al Tricolor y todos se mostraron bien, México sumó fuerza, experiencia y desequilibrio. Las cartas que tiene el “Tata” son más.

En San Antonio, como lo adelantó Martino, el elenco estelar va a ser otro, es tiempo de ver a Guillermo Ochoa, Marco Fabián, Hirving Lozano y Raúl Jiménez, entre otros. Sólo Jesús Gallardo, que sigue sin competencia por el lado izquierdo, puede repetir.

De los 31 elementos que Gerardo se llevó a Estados Unidos, 5 se cayeron. Rodolfo Pizarro, Luis Rodríguez, César Montes, Érick Gutiérrez y el capitán Andrés Guardado, no serán tomados en cuenta.

Hay bajas, pero el repertorio es amplio para hacerle un buen juego a Argentina. Scaloni también tiene bajas, Nico Otamendi y Giovani Lo Celso rompieron la concentración.

La albiceleste viene de empatar 0-0 con Chile en Los Ángeles, ese resultado aumentó las críticas. Los sudamericanos no atraviesan un buen momento y México lo puede aprovechar.

El juego en territorio texano promete ser intenso y parejo, el invicto del Tricolor y del “Tata” está en peligro.