5, julio 2019 - 20:04

┃ ESTO en línea

nota-estados-unidos

Chicago.- En el mismo campo que México, pero un par de horas antes, Estados Unidos comenzó a preparar la final deseada. Una ligera lluvia cayó en el lugar minutos antes de que llegara el cuadro norteamericano, sin embargo, al aparecer el autobús, el sol pegó a plomo. Los jugadores descendieron del vehículo, pasaron cerca de los medios de comunicación y de inmediato entraron al campo.

 Asesinan al luchador potosino “Anarkía Punk”

Gregg Berhalter lideró a sus jugadores, detrás de él vino el resto del contingente. Los futbolistas se vieron serios, enfocados en el trabajo. Jozy Altidore, Christian Pulisic y Michael Bradley son los líderes del país de las Barras y las Estrellas. Omar González y Paul Arriola, antes de ingresar a la cacha, atendieron a los medios de comunicación. Tras declarar, ambos jugadores con pasado en el futbol mexicano, se unieron a sus compañeros y de inmediato comenzaron a sudar. Gregg ordenó ejercicios físicos para relajar los músculos. Todo el grupo saltó pequeñas vallas. Luego de eso vinieron ejercicios con el balón, Berhalter formó tres grupos y todos hicieron lo mismo. La seriedad se observó todo el tiempo, los norteamericanos están enfocados en cuerpo y mente en el juego frente a México. En ese instante los reporteros y camarógrafos fueron evacuados del lugar. El técnico quiso estar a solas para llevar a cabo la parte táctica. Ya sin espías vino la parte fuerte del entrenamiento.

 América, la última oportunidad de Gio: Pavel

La práctica transcurrió sin contratiempos, el clima mejoró y propició un mejor entrenamiento. Tras casi hora y media de trabajo, los ejercicios concluyeron. Los norteamericanos salieron pronto del lugar para dejarle el campo a México. Así, con seriedad, Estados Unidos arrancó su corta preparación para enfrentar al Tricolor. La batalla final casi llega.