3, febrero 2019 - 14:38

┃ Javier Juárez

DyW-jWyU8AAmtwU

Foto: Twitter León León.- El ángel se quitó las alas y sin pensarlo hirió a su anterior equipo. Mena abrió el marcador frente a Cruz Azul. El penalti no le correspondía a él, sin embargo, lo pidió y guío el triunfo esmeralda. Ángel continúa encendido: “El que estaba encargado de patear era el “Chapo”, yo se lo pedí, tuve confianza. Lo importante fue meterla”, expresó el ecuatoriano.

Pablo Aguilar revienta al arbitraje por el León-Cruz Azul

Mena, por segundo juego consecutivo, averió a la Máquina, pero no celebró: “El respeto se muestra dentro de la cancha, anoté y no celebré, sólo le agradecí a Dios por lo que me permite vivir. Eso hice”, contó. Ángel dejó atrás su pasado azul, su presente es esmeralda: “Estoy tranquilo, uno se va encariñando con la institución, estoy muy agradecido con León”, confesó. El triunfo en casa era una cuenta pendiente: “Sabíamos que estábamos en deuda con nuestra gente, no habíamos ganado de local, hicimos un gran partido y gracias a Dios nos llevamos los tres puntos”, destacó. La Fiera luce bien, pero “tenemos que seguir creciendo colectiva e individualmente, podemos mostrar una mejor versión”, aseguró.

Cruz Azul sí quería fichar a Miguel Layún, dijo Peláez

LE FALTA Ángel ha recibido muchos elogios, pero él no se la cree: “Lo que más deseo es volver a mi mejor nivel, tuve lesiones que me cortaron mucho ritmo, pero eso quedó atrás, espero seguir por este camino”, adelantó. Él y la Fiera pueden dar más: “Todavía falta mucho, vamos a seguir trabajando para conseguir cosas importantes”, cerró.