17, octubre 2018 - 0:13

┃ Javier Juárez

nico-castillo

Querétaro.- No fue Alexis Sánchez, tampoco Arturo Vidal, el héroe de la Roja y verdugo de los verdes fue Nicolás Castillo. El antes artillero de Pumas volvió a México para mostrar el olfato goleador que lo convirtió en un referente auriazul. Nicolás dejó al cuadro universitario para enrolarse en el Benfica portugués. Castillo se fue con muchas expectativas, pero los minutos que ha tenido en las Águilas no han sido lo que él esperaba. La pólvora del andino volvió a detonar en la tierra que lo conoce. Nicolás logró lo que el “Rey”, el “Niño Maravilla” y Ángelo Sagal no. Nico anotó y lo festejó como antes lo hacía. Su tanto enterró aún más la espina andina. (Javier Juárez)